Programa municipal que apunta a mejorar la relación entre la comunidad y el Estado

“Buscamos que la comunidad tenga un rol activo en las gestiones de gobierno”

Se trata de un programa que, entre sus principales acciones, cuenta con un centro de mediación comunitaria, con la promoción y difusión de derechos y de la Carta Orgánica Municipal.
viernes, 1 de marzo de 2019 · 14:37

El programa "Derecho a la Ciudad" es un proyecto de la Municipalidad de Ushuaia que funciona desde abril del 2018. Con una sede en el municipio y también de manera itinerante, este programa se acerca a barrios, centros comunitarios, centros de jubilados, entre otros. Entre sus acciones está la resolución de conflictos a través del diálogo entre vecinos. Entrevistamos a quienes dirigen este programa.

Marcos Meyer comenzó por contarnos que “se trata de una mirada desde el derecho a la ciudad hacia una noción de justica entendida desde un sentido amplio, pero fuera del sistema judicial, fundamentalmente en lo que tiene que ver con la relación entre los vecinos y la ciudad. Le preguntamos entonces qué plantea este programa, a lo que Marcos contestó “entendemos a la ciudad como el espacio propicio para que se den las relaciones sociales, para que esta condición de espacio propicio suceda, primero debe ser construido, la única forma es construirlo entre todos los que participan”.

Por su parte, Natalia agregó que “el derecho a la ciudad surge como un derecho humano un poco más amplio, abarca la responsabilidad ciudadana respecto de la construcción del espacio común y social”. Les preguntamos entonces qué busca específicamente este programa, Natalia nos explicó que “la idea es cómo pensar ciudades más sustentables, más equitativas, más igualitarias, sobre todo en la regulación de situaciones conflictivas que se desprenden entre ciudadanos y también entre éstos y el Estado”.

Marcos, por su parte, se encargó de comentarnos cuáles son algunas de las acciones que este programa de “Derecho a la Ciudad” realiza; al respecto, dijo que “comenzamos en abril del 2018 con algunos pilares fundamentales: el Centro de Acción Legal Comunitario, por otro lado la difusión de la Carta Orgánica Municipal y, por último, administrar el banco de proyectos de mejora para a la administración pública. Esto último lo que busca es receptar sugerencias y observaciones de los empleados públicos para mejorar la calidad de atención a la ciudadanía”.

Natalia también destacó que “el Centro de Acción Legal y Comunitario tiene dos funciones: se encarga de la difusión y promoción de derechos en escuelas, centros comunitarios y de jubilados. Nos concentramos en las necesidades que presente el territorio, puede ser desde el tratamiento y cuidado de mascotas, hasta la concientización de violencia de género, medioambiente, etc. Todo lo hacemos a partir de la difusión de lo que establece la Carta Orgánica. La otra acción es la mediación comunitaria, se trata de un proceso que se le ofrece a los vecinos para resolver conflictivas a través del diálogo. Hemos capacitado a más de 40 capacitadores”.

Para terminar, Natalia amplió la información respecto de los centros de mediación comunitaria, explicándonos que “el centro de mediación comunitaria atiende, por ejemplo, a un vecino que viene con una  situación de ruidos molestos, o el problema de las mascotas, uso de espacios comunes, entre otros de esta índole. Hemos recibido más de 40 conflictos y logramos que resuelvan unos 10 a través de instancia de diálogo. Sólo quedan exceptuados los casos familiares, patrimoniales y penales, sin embargo, orientamos a quienes requieran medidas para esos conflictos”.

Quienes deseen recibir más información sobre este programa de “Derecho a la Ciudad” pueden ingresar a la página del municipio, o bien dirigirse personalmente para recibir información, orientación y ayuda a algún problema o conflicto.

Comentarios