FILOSOFÍA DE VIDA

Se celebra hoy el "Día mundial del Veganismo"

Esta jornada se celebra anualmente para dar a conocer a la sociedad una filosofía de vida basada en el respeto y la empatía hacia todos los animales y rechazando cualquier tipo de actividad que los someta, explote y mate.
jueves, 01 de noviembre de 2018 · 07:00

La celebración del "Día mundial del Veganismo" fue creada en 1994 por Louise Wallis, presidenta de la Sociedad Vegana del Reino Unido, para celebrar el 50° aniversario su fundación "Vegan Society" (Sociedad Vegana) fundada por Donlad Watson y otros seis amigos el 1 de noviembre de 1944 en Reino Unido.

Donlad Watson, nacido el 2 de septiembre de 1910 en Inglaterra, decidió ser vegano con la firme convicción de sentar bases para diferenciarse del vegetarianismo simple (no consume carnes) del vegetarianismo "estricto" (no se usa ni se consume ningún producto de origen animal o que los contenga) por razones éticas, dando paso así a la creación del primer grupo vegano a sabiendas de que éste "se extendería a lo largo del mundo".

Watson era un carpintero vegetariano, que vivió de cerca la explotación de que eran víctimas las vacas lecheras en los campos de su tío, por las que cambió su alimentación. 

Al respecto escribió en 1944, en el primer número de “The News Vegan” editada por él mismo: “La crueldad indiscutible asociada a la producción de lácteos ha dejado claro que el lacto-vegetarianismo no es sino un medio camino entre los que comen carne y una dieta verdaderamente humana y civilizada, y estoy convencido de que durante nuestra vida debemos tratar de evolucionar lo suficiente para que el viaje sea completo”.

Desde entonces y hasta la actualidad, las personas que optan por llevar una forma de vida "vegana" rechazan totalmente el uso y consumo de animales, sus productos y subproductos, es decir, se abstienen de comer todo tipo de carnes, leche, miel, y también de usar cueros, seda y lana, gelatina y lanolina, por ejemplo.

La premisa sobre la cual se funda la ideología vegana es que los animales no existen para uso humano, y mucho menos son propiedad de las personas, por lo que cualquier tipo de explotación animal es éticamente dañina.

Distintas voces explican que hoy en día no es complicado optar por una forma de vida "libre de crueldad" ya que la alimentación es rica y variada y el acceso a la indumentaria, zapatos y accesorios sin derivados de origen animal es posible y se encuentra en auge. 


AMPLIANDO LA VISIÓN

El especismo es un neologismo que ha sido definido por la Real Academia Española (RAE) como la "discriminación de los animales por considerarlos especies inferiores".​ 

Es el reflejo ético del antropocentrismo que sitúa los intereses y las necesidades del ser humano por encima de las de otros seres con la capacidad de sentir y sufrir. 

Desde el movimiento vegano explican que "esta forma de discriminación que se hace a otros animales por no ser humanos es la base por la cual hoy se sostiene la esclavitud de todos ellos".

La abogada Ana María Aboglio se refiere a ello en el documental Earthlings "es mucho más fácil empatizar con las especies con las que tenemos relación de afecto y es mucho más fácil desvincularnos de aquellos que están siendo traídos al mundo para ser nada más que usados y destruidos". 

Al respecto indica esta matanza como "holocausto en su eterno retorno" y advierte que "no podemos tomar conciencia de eso porque todos somos responsables, el que lo cría, el que lo mata y el que lo consume; y no tenemos necesidad de hacerlo". 

"Nos hemos convertido en la especie dominante del planeta y el grado de vulnerabilidad de los animales es absoluto y los hemos metido en una situación de la que no pueden salir si no los sacamos nosotros", asume Aboglio.

OTROS BENEFICIOS DE VIVIR VEGANO

Desde la organización de derechos de los animales People for the Ethical Treatment of Animals (PETA) indican que "en términos de medioambiente y ecología, un reciente informe de las Naciones Unidas concluye que la transición hacia una alimentación vegana es necesaria para reprimir los peores efectos del cambio climático.

"La producción de carne está contaminando y agotando nuestras reservas de agua potable, tierra fértil y aire puro", sostienen.

"Más de la mitad del agua se destina a la agricultura animal y puesto que los animales de granja producen 130 veces más excremento que la población humana, sus desechos contaminan nuestras vías fluviales. Los excrementos animales emiten gases que envenenan el aire en las granjas – gases como el sulfuro de hidrógeno y el amoníaco – así como el metano y el óxido nitroso, principales causantes del cambio climático".

Además, "los bosques están siendo arrasados para instalar granjas industriales o para sembrar alimentos para animales de granja. Toda esta destrucción provoca la erosión del suelo e influye en la extinción de especies silvestres y pérdida del hábitat", afirman desde la organización. 

Otro dato, supone que "criar animales para alimentación también requiere enormes cantidades de materia prima pues los animales de granja consumen 70% del maíz, trigo y otros granos que cultivamos. Una tercera parte de toda la materia prima y combustibles fósiles utilizados en los Estados Unidos son destinados a los animales criados para consumo humano".

En materia de salud, los expertos aclaran que "incluir en tu plato carne, lácteos y huevos puede ser una receta para enfermedades cardiovasculares, cáncer y diabetes".

"Un régimen vegano correctamente planificado puede proporcionar todos los nutrientes que se necesitan eliminando grasas saturadas, colesterol y toxinas presentes en la carne, huevos y productos lácteos".

Más información en: www.diamundialveganismo.org/

Comentarios