LAS TONINAS

La puerta submarina por la que el país se conecta a Internet

Allí llegan los cables submarinos que conectan a nuestro país con Internet, permitiendo el acceso a la red de los hogares de Argentina.
Por 
jueves, 04 de junio de 2015 · 19:09
Las Toninas, ciudad bonaerense que suelta anclas a 320 kilómetros de Capital Federal, fue elegida entre mediados de los noventas y el año 2000 por empresas de telecomunicaciones (Telecom, Telefónica, Level 3 y otras) para instalar una de las tecnologías que traen Internet a la Argentina: cables submarinos que dan el acceso al mundo online a través de fibra óptica (aunque no son la única manera en la que el país tiene acceso a la Red).

"Estos cables atraviesan los océanos siguiendo unas trayectorias precisas que sólo son conocidas por los navegantes que se valen de cartas náuticas actualizadas, monitoreadas celosamente por las grandes empresas inversoras por razones específicas de seguridad y que, al llegar a tierra firme, posibilitan la unión del país receptor con otros", explican Eleonora Verón y María del Carmen Villar, investigadoras de la Universidad Nacional de Mar del Plata, que en 2009 publicaron un informe de insoslayable repaso para los interesados en esta materia (se puede leer completo en el PDF que se descarga desde este enlace).
Tal como explica Ernesto Curci, vicepresidente del área de Service & Network Managment de Level 3, empresa que desde comienzos de este siglo gestiona uno de los cables, la elección de Las Toninas no respondió a un capricho.
 
"Se debe al lecho marino -dice, en referencia a las inspecciones preliminares, que determinaron la ausencia de piedras y otros restos que podrían afectar la salud de los cables-. Por otro lado, se trata de la primera ciudad (en términos geográficos) con esa condición. Podríamos ir más al sur, pero eso requiere agregar más cable y, por ende, implica un costo mayor".
 
En este sentido, se comprende que el Río de la Plata presenta condiciones muy poco favorables, teniendo en cuenta el poco amable suelo barroso y el gran tránsito de barcos en la zona.

Más de

Comentarios