MÁS Y MEJOR VELOCIDAD

Conectividad Li-Fi: Cada vez más cerca

El desarrollo de esta tecnología podría estar más cerca de lo que imaginamos y una empresa mexicana está trabajando para que sea un hecho a la brevedad.
Por 
jueves, 28 de enero de 2016 · 09:01
Las incursiones por el Li-Fi comenzaron en 2011, cuando el científico Harald Haas demostró que era capaz de conectarse a la red a través de la luz que emitía una lámpara LED.

Haas y otros colegas crearon la empresa pureLIFI, dedicada no solo a desarrollar la tecnología Li-Fi sino también a mejorar –y abaratar- los componentes de la cadena que permite conectarse a la red, que ya venden a algunas empresas y organismos.

En México desarrollaron una solución propia. La empresa Sisoft anunció el inicio de la venta de un sistema que permite transmitir audio, video e internet a través del servicio llamado LedCom.

Arturo Campos Fentanes, director general de Sisoft de México, anunció que el sistema que comercializan consiste en un receptor y una lámpara LED con un chip especial.

Su precio es de unos USD 135, aún lejano para el bolsillo promedio teniendo en cuenta que la señal solo llega a un equipo y que este debe estar ubicado debajo de la luz para poder conectarse.
 
 
 
Ventajas y desventajas
Además de la velocidad de descarga de datos, Li-Fi no sufre las interferencias de otros dispositivos hogareños.

Las luces LED no generan rayos de ningún tipo y los creadores insistieron en que Li-Fi tampoco se satura, por lo que puede conectar muchos más objetos sin perder calidad de transferencia.
 
De hecho, está destinado a ofrecer acceso a Internet en la calle: las empresas vinculadas al desarrollo del Li-Fi hablan de luminarias públicas capaces de conectar a vehículos y transeúntes.

Será además una pieza clave para el hogar conectado, donde no solo los electrodomésticos pedirán acceso a la red.

Como trabaja con la luz, Li-Fi no es capaz de atravesar paredes y de ahí que sus creadores digan que es más seguro ante posibles intromisiones en la red hogareña. Pero esa cualidad hace que sea más caro su despliegue: hacen falta más luces para conectar dispositivos.

Las tres principales desventajas en la actualidad tienen que ver con la imposibilidad de enviar información, el precio del equipamiento y la duración de las lámparas LED, que ronda los dos años.
 
Hay que aclarar que Li-Fi no sustituirá al Wi-Fi ya que en la actualidad la tecnología permite solo descargar información. En otras palabras, al menos por unos años, Wi-Fi y Li-Fi van a convivir.
Más de

Comentarios