HAY UNOS 1.500 MEDIDORES EN LA ZONA

La Cooperativa Eléctrica abrirá una oficina en Chacra XIII

A través de un convenio que hizo con el IPV, la Cooperativa Eléctrica de Río Grande dispondrá de una casa en el barrio de Chacra XIII para posibilitar que los vecinos no tengan que viajar al centro a pagar las boletas. Asimismo, ofrecerá en ese lugar el servicio de sepelios. Estos beneficios también podrán ser aprovechados por vecinos de Chacra XI por su cercanía. Así lo anticipó el Gerente, Miguel Casielles.
miércoles, 15 de enero de 2014 · 09:17
Miguel Casielles, gerente de la Cooperativa Eléctrica de Río Grande, dio cuenta del convenio con el Instituto Provincial de la Vivienda y asimismo realizó un balance del 2013.


"El año pasado hicimos un convenio con el IPV, mediante el cual a cambio de la iluminación de la obra del nuevo edificio de esta repartición provincial hemos hecho una compensación y le hemos adquirido una vivienda del Instituto en Chacra XIII, la cual va a estar destinada a boca de cobro y una futura sala de sepelios”.


Casielles estimó que en esta urbanización del IPV, "debe tener ya unos mil quinientos medidores de luz. Es un lugar que está alejado y queremos con esto darle la posibilidad de que los vecinos puedan tener una boca de cobro en su barrio y solucionarle el inconveniente de tener que venir al centro a pagar en algún Rapi Pago o Pago Fácil, y también como para que ya tengan una sala propia sala de sepelios de la Cooperativa”.


Consultado sobre la habilitación de esta oficina, el Gerente adelantó que "en el mes de febrero comenzaremos con la obra de adaptación de esta casa, para convertirla y que pueda prestar estos dos servicios, tanto el cobro de la luz como la sala de sepelios”.


Casielles, tanto como José Cuestas y Segundo Santana, son los empleados más antiguos que están en activo en la institución cooperativa. "En los primeros años desde que estoy en la Cooperativa Eléctrica éramos muy pocos asociados; el sistema de cobro era manual y había dos cajeros que estaban a cargo de José Cuestas y Ángel Lambertucci y costó un poco adaptarnos a las nuevas tecnologías cuando llegaron las primeras máquinas para hacer el cobro en forma sistematizada. Hoy sería una locura hacerlo en forma manual, pero en aquellos tiempos éramos pocos”, recordó Miguel Casielles.


Agregó que "la cooperativa fue creciendo al ritmo de la ciudad, acompañando el crecimiento de Río Grande, tanto en la parte residencial como industrial. Recuerdo que en aquellas épocas teníamos las máquinas generadoras FIAT recién instaladas; habíamos salido de las máquinas Süller que hoy están en Ushuaia”.


Justamente marcó que en la década del ’80 habían llegado a Río Grande las dos máquinas FIAT, "que fueron las que abastecieron de energía eléctrica a la ciudad de Río Grande hasta 1996 cuando el Consejo de Administración decide la primer compra de la turbina de Stewart –Stevenson que hoy sería la TG-3 y posteriormente se le agregó la TG-4 y luego la repotenciación de esta turbina”.
Fuente: Diario Provincia 23

Comentarios

Otras Noticias