PUNTA ARENAS

Comenzó el Juicio contra Guillermo Jesús Castiglioni por Narcotráfico

Guillermo Jesús Castiglioni de 51 años –camionero argentino- está siendo juzgado en Punta Arenas por narcotráfico. Su consorte de causa, Mario Oscar Martínez, tras un juicio abreviado, fue expulsado del país.
martes, 04 de febrero de 2014 · 00:10

 Comenzó el juicio por narcotráfico éste lunes en Punta Arenas,  en el cual se encuentra imputado Guillermo Jesús Castiglioni de 51 años detenido el pasado mes de agosto en el paso fronterizo Monte Aymond, luego de que autoridades chilenas detectaran en la carga del camión en que circulaban, 24 kilos de drogas.  Desde la cárcel, Castiglione asegura: "no sabía que transportaba drogas”.  Su consorte de causa, Mario Oscar Martínez fue sometido a juicio en un proceso abreviado, y expulsado de Chile.


Punta Arenas.- "Tengo la certeza, yo te rejuro que Guillermo no tiene nada que ver con lo ocurrido, lo que está viviendo hoy le pasó por confiar demasiado en las personas”, señaló ayer María Fernanda Diez, esposa del camionero argentino Guillermo Jesús Castiglioni.

El miércoles 14 de agosto de 2013, en un control rutinario efectuado por personal del Sag y Aduanas en el paso fronterizo de Monte Aymond, se detectó poco más de 24 kilos de droga en la cabina del camión Iveco que conducía el chofer con destino a Ushuaia. Por tal motivo fue formalizado junto a un familiar que viajaba con él por infracción a la Ley de Drogas quedando ambos sometidos a prisión en la cárcel de Punta Arenas.

A la luz de los antecedentes, el fiscal Oliver Rammsy presentó acusación en contra de Castiglioni buscando obtener en juicio oral la pena de 10 años de prisión. En el transcurso del proceso, el acompañante del conductor, Mario Oscar Martínez, fue condenado en juicio simplificado, proceso en el cual se decretó su expulsión de Chile, por lo que Castiglioni hoy estuvo solo en el banquillo de los acusados.

La esposa del chofer, María Fernanda Diez viajó desde Bahía Blanca, en la provincia de Buenos Aires, a Punta Arenas junto al mayor de sus hijos, Claudio de 14 años, a fin de asistir al juicio.

La mujer en conversación con La Prensa Austral, reconoció que el exceso de confianza de su marido lo empujó a este complejo escenario judicial.

"Siempre le dije a Guillermo que tuviera cuidado, sin embargo, él cada vez que alguien le pedía un favor lo hacía, era así, nunca le dijo no a quien solicitaba su ayuda”, comentó.

Narró parte de la historia de esfuerzo que hace más de 21 años emprendieron juntos, vida que si bien reconoce no ha sido de lujos, si ha sido de trabajo por parte del ahora acusado, todo con el fin de entregar un buen pasar a sus hijos, Claudio (14) y el pequeño Santino (3).

"Está afligido, sabe que el panorama que le espera es complejo, pero por sobre todo está dolido por todo el tiempo que ha pasado en la cárcel, se emocionó mucho cuando vio a Claudio, cuánto ha crecido, respondió; me aseguró que si sale de esto no se vuelve a subir a un camión, para recuperar todo el tiempo perdido”, destacó la mujer luego de visitar en la tarde de ayer a su esposo en la cárcel local.

María Fernanda intenta mantenerse firme, pero se quiebra de inmediato al recordar lo que han sido estos meses sin el esposo y padre que le provee del sustento familiar: "El se rompía el lomo trabajando para que nada nos faltara, ha sido durísimo encontrarme de la noche a la mañana con él ‘recontra’ lejos, no saber cómo estaba y por una cuestión de plata no poder venir a verlo. Ha sido terrible poder sólo comunicarnos por carta. Además, el mayor de los hijos ha debido convertirse en mi pilar y también le ha tocado difícil, y el más chiquito no sabe mucho, pero nos ha golpeado a todos por igual”, dijo entre lágrimas María Fernanda.

Frente al difícil escenario judicial que deberá enfrentar su marido, la mujer formuló un llamado a los jueces: "Ojalá evalúen con su corazón y se den cuenta que Guillermo nunca tuvo la intención de traficar droga, es un hombre trabajador que jamás en su vida ha tenido dificultades con la justicia en nuestro país y que está sufriendo enormemente lejos de su familia”, concluyó emocionada.

Más delgado, evidentemente preocupado por su futuro judicial y con la esperanza de que se logre probar su inocencia en la acusación de tráfico de estupefacientes, Castiglioni contestó a través de su esposa algunas preguntas formuladas por este medio.

- ¿Sabía usted que transportaba 23,9 kilos de marihuana y 535 gramos de cocaína?
- "Nunca, si lo hubiese sabido no habría llevado la caja que me pidieron que transportara a mi casa, estuvo ahí cerca de mis chicos y yo nunca los habría expuesto a eso”.
- ¿Quién le entregó la carga y qué le pidieron que hiciera con ella?
- "Me la entregó en San Antonio, un conocido, amigo de otro transportista. Por razones de la causa no puedo entregarle a usted el nombre, pero sí le di toda la información a la policía. El me pidió que se la llevara a un familiar en Ushuaia que la estaría esperando. Ahora, tampoco me gustaría afectar a mi familia divulgando la identidad de la persona, me preocupa que la emprendan contra ellos mientras estoy acá”.
- ¿Como han sido estos meses en prisión?
- "Este tiempo ha sido como estar muerto en vida, por todo lo que he perdido de estar con mi familia y por la angustia de pensar en que podría estar lejos de ellos si es que el resultado del juicio juega en mi contra”. 
 
Su abogado defensor Leonardo Vallejos dijo que solicitará la absolución de Castiglioni, y que de manera subsidiaria, en caso de que el Tribunal lo condene, invocará todas las atenuantes que favorecen a su representado, como la colaboración sustancial durante el proceso y la irreprochable conducta anterior, a fin de disminuir una eventual pena a menos de 5 años, con la finalidad de conseguir que la condena derive en su expulsión del territorio nacional, tal cual se logró en el caso de Mario Oscar Martínez.
 
Fuente: La Prensa Austral


 

Comentarios