De eliminarse los aranceles

Autoridades de BGH admitieron el posible cierre de su fábrica

Tras la abrupta caída en las ventas de notebooks y netbooks, las empresas fabricantes de tecnología dieron a entender un escenario negro a futuro. “Si se cumple la eliminación de aranceles a la importación, vamos a tener que cerrar nuestra fábrica de Tierra del Fuego, donde trabajan 160 personas”, manifestó Tirso Gómez Brumana, director de BGH.
martes, 29 de noviembre de 2016 · 12:15

Sectores jerárquicos de la empresa BGH admitieron que si el Gobierno decide implementar la quita de aranceles a la importación, "no van a tener otra opción" que cerrar sus fábricas en Tierra del Fuego.

 

Según publicó el diario Clarín en su edición de este domingo, las declaraciones en tal sentido las realizó el director de la firma, Tirso Gómez Brumana, a raíz de conocerse que en los primeros nueve meses de 2016 las ventas de equipos informáticos se desplomaron 23%, en relación al mismo período del año anterior.

 

"Con arancel cero es imposible competir”, advirtió presidente de PC ARTS (Banghó), Carlos Suaya, quien aseveró que, de aplicarse la medida en cuestión, "le dan un certificado de defunción a la industria informática de producción nacional”.

 

En el mismo sentido se pronunció el presidente de EXO, Luis Szychowski, quien sostuvo que "permitir la libre importación de computadoras con arancel cero es destruir a la industria nacional”.

 

El Gobierno nacional había anunciado una baja del 50% sobre el precio actual de las computadoras -efectivo a partir de marzo de 2017-, tras la quita del 35 % de los aranceles a la importación.

 

A partir de ese momento, los funcionarios esperan que se "duplique o triplique la demanda de estos equipos”, según estimó el secretario de Comercio, Miguel Braun.

 

Cabe recordar que el panorama que se vive en la planta de IFSA en Rio Grande sigue siendo incierto.

 Tras rumores y desmentidas en cuanto al cierre de la fábrica y su radicación en Buenos Aires, el futuro y la continuidad de cientos de trabajadores fueguinos continúa en jaque.

Comentarios