Ensambladoras fueguinas en vilo

El Gobierno define la licitación para la compra de 600 mil notebooks

Se trata de 600 mil computadoras portátiles, que el Gobierno Nacional destinará a estudiantes en el marco del plan 'Conectar Igualdad', pertenciente a la ANSES. La pulseada para quedarse con el concurso se gesta entre las importadoras y las ensambladoras de Tierra del Fuego.
martes, 6 de diciembre de 2016 · 11:07
El ministerio de Educación y Producción, junto a la ANSES, definirán el pliego de licitación por 2500 millones de pesos, destinados a la adquisición de 600 mil notebooks para ser utilizadas por estudiantes, bajo el programa "Conectar Igualdad".
 
 
Según informó Clarín, un sector del Gobierno "sería permeable” a que los oferentes tengan que tener una parte de producción local, lo cual beneficiaría a siete empresas instaladas en Tierra del Fuego, "dejando afuera, otra vez, a la competencia internacional”.
 

Esta eventual "restricción" podría ocasionar que las empresas internacionales "no se presenten a la licitación", e impugnen todo el proceso. Desde la cartera de Educación -a cargo de Esteban Bullrich- pidieron una "rebaja" y consignaron que sólo estarían dispuestos a comprar a precios internacionales, "entre 215 y 240 dólares por unidad”.
  

El proyecto se llevará a cabo con financiación del ANSES y la licitación abrió una feroz puja por el negocio entre empresas importadoras y las ensambladoras de Tierra del Fuego, reunidas en la Asociación de Fábricas Argentinas de Terminales de Electrónica (AFARTE).
 
 
Sin embargo, en la actualidad uno de los puntos clave a tener en cuenta es la quita de aranceles a la importación de computadoras -35 por ciento a partir de 2017-, lo cual pondría a la industria fueguina en situación crítica.
 
 
Cabe recordar que la venta de computadoras portátiles al estado comenzó en 2010, cuando la entonces presidenta Cristina Fernández de Kirchner firmó el decreto 459/10, que creó el programa "Conectar Igualdad". Las licitaciones se hacían desde la ANSES y uno de los requisitos era tener producción local, algo que favoreció a las ensambladoras en Tierra del Fuego.


Entre las empresas que partiparon de la primera etapa del plan se encontraban: Newsan, IFSA, Nec, Novatech, Air, PC Art, Exxo y Coradir.



Comentarios