IMPUESTO INMOBILIARIO EN USHUAIA

Estiman un aumento del 33 por ciento

Ante una serie de publicaciones que planteaban incrementos del 300 por ciento o más, la contadora Andrea Ontoria aclaró que ronda el 33 por ciento y estaba estipulado por un decreto de 2014. También dio a conocer el corte del goteo diario de parte del gobierno, que complica la gestión.
jueves, 14 de abril de 2016 · 02:29

La contadora Andrea Ontoria, secretaria de Economía y Finanzas de la Municipalidad de Ushuaia, aclaró por FM La Isla el alcance del aumento del impuesto inmobiliario, luego de que se conocieran casos con incrementos del 300, 400 y 500 por ciento.

"El incremento fue del 33 por ciento en líneas generales –afirmó-. Se viralizaron por las redes sociales casos del 300 y 400 por ciento, que son casos particulares y se deben a las modificaciones de las viviendas de los vecinos”, explicó.

"Cuando amplían la casa o le cambian el destino, generan el impacto en el impuesto inmobiliario, que es un impuesto anual. Si las modificaciones se hacen durante el año, impactan en el próximo período fiscal, cuando se liquida el impuesto anual”, expuso la funcionaria municipal.

Mencionó la existencia de un decreto de 2014 donde "se tomó la base de Catastro provincial, después de no modificarse desde 1990, y Catastro determinó que un coeficiente de corrección sería de cinco puntos. El entonces intendente Sciurano decretó la valuación municipal y, como el impacto era muy grande, decidió hacerlo en dos períodos fiscales. Impactó en un 75% la primera vez y en un 100% la segunda vez, durante los períodos fiscales 2015 y 2016”, detalló.

Aseguró que "este es el último impacto del incremento que tiene que ver con la modificación de la valuación fiscal” al tiempo que fue revisado el caso del 300% expuesto por las redes sociales, y detectaron que se trata de "una propiedad que edificó en toda una esquina y además le dio un uso comercial”.


 

Sin goteo diario


 

Por otra parte, se le consultó cómo impacta el conflicto estatal en las finanzas municipales de Ushuaia. "Ya encontramos un desorden administrativo además de este tiempo de retención de tareas y de paros. En Finanzas se notó en la apertura de las cajas de Rentas, porque bajó la recaudación”, admitió.

"Está complicada la situación provincial, que hizo que no gotearan a las Municipalidades y prácticamente todo el mes de marzo no gotearon. Solamente enviaron dos veces transferencias para pagar el IPAUSS y los sueldos. El goteo normal y natural se reanudó los primeros días de abril y ayer se cortó otra vez”, lamentó.

"Lo que más complica a las finanzas municipales es no tener previsibilidad, y estimo que a Río Grande le debe pasar lo mismo: si no tenemos el goteo diario, es muy complicado asumir los compromisos, y más complicado con la deuda de 360 millones que dejó la gestión anterior”, remarcó.

La funcionaria reiteró que hasta ahora la deuda heredada de la gestión Sciurano fue cuantificada en "360 millones y todavía faltan algunas revisiones técnicas de la Sindicatura. Es mucha plata y hay que ser muy inventivo, por eso tratamos de buscar herramientas”.

Expuso que hay cola de proveedores que esperan cobrar y "a algunos se les debe desde hace muchos meses. Venían con cinco, seis y siete meses de atraso antes, sumando los dos o tres meses de esta gestión para que pudiéramos regularizar sus deudas”.

Respecto del tipo de proveedores, dijo que "son de todos los rubros y a algunos se les complica continuar, de imprenta, gomería, turismo, pasajes, alimento para las colonias, para las escuelas. Se nos complica comprar porque, de las 70 cuentas corrientes abiertas que había cuando inició la gestión Sciurano, no hay ni una ahora”, afirmó.

Apelan a la buena voluntad de los proveedores y "estamos proponiéndoles iniciar una nueva relación comercial. Ellos comprenden el tema pero es difícil en esta situación donde tampoco hay posibilidad de dar una respuesta inmediata y asumir un compromiso cierto, con el goteo cortado y sin previsibilidad”.

"El municipio tiene que seguir comprando y algunos proveedores continuaron proveyéndonos materiales y combustible, pero se hace cuesta arriba, porque no se puede asumir un compromiso nuevo”, reiteró.

No obstante y, de cara al conflicto que se prolonga y eclosionó anoche con un enfrentamiento entre sindicatos frente a la planta Orión, consideró que "ninguna deuda con el municipio se compara con la deuda social que hay hoy en la calle. El diálogo es el camino, no esto”.

Destacó que "los municipales han logrado llevar un diálogo común con el intendente y hemos podido avanzar en un montón de cosas. No creo que sea tan difícil y ese es el camino”, envió como mensaje al gobierno.

Publicado en Diario Provincia 23.

Comentarios

Otras Noticias