JUICIO LO REALIZA EL TRIBUNAL ORAL EN LO CRIMINAL FEDERAL

Piden 2 años de prisión a implicados en tala clandestina

El requerimiento de condena fue planteado por el fiscal general federal Adrián García Lois, para los tres acusados de talar 200 árboles en el interior del Parque Nacional Tierra del Fuego. Cabe recordar que la Querella había solicitado una pena de 5 años y la defensa consideró que deben ser absueltos.
jueves, 8 de septiembre de 2016 · 04:00

El fiscal general federal Adrián García Lois solicitó -este miércoles- una condena de dos años de prisión en suspenso para los tres acusados de la tala clandestina de 200 árboles en el interior del Parque Nacional Tierra del Fuego, dos años menos que la querella representada por Parques Nacionales, que a los responsables como coautores del delito de "daño agravado en concurso ideal con turbación de la propiedad", además de las costas del proceso.

 

Por su parte, quienes ejercieron la defensa de los imputados pidieron la absolución, porque la tala se habría realizado fuera de los límites del Parque Nacional y porque los mojones que delimitan el área protegida se encuentran colocados en lugares equivocados, debido a una demarcación inexacta realizada por el topógrafo que la efectuó hace 50 años.

 

Ambos pedidos tuvieron lugar durante la segunda jornada de alegatos del juicio oral y público que se lleva a cabo en Ushuaia desde el pasado 22 de agosto, ante el Tribunal Oral en lo Criminal Federal de la provincia.

 

El fiscal tuvo en cuenta una serie de atenuantes, como la falta de antecedentes anteriores de los imputados, y solicitó la aplicación de una pena menor, por una figura que también contempla el "daño agravado", por haberse cometido contra "bienes de uso público", pero en concurso con "usurpación".

 

El hecho que se investiga ocurrió entre abril y junio de 2005, cuando la empresa Patagonia Spirit contrató al ingeniero civil Ricardo Bianciotto, al agrimensor Horacio Burgos, y al maestro mayor de obras Orlando Rubén Mansilla Ruiz, para abrir una senda que uniera la Ruta Nacional Nº3 con el Canal Beagle, donde se iba instalar un hotel.

 

La acusación definió que el camino de 2202 metros de longitud ingresó en tres oportunidades al área protegida, invadiéndola en un total de 379 metros, mientras que pericias posteriores estimaron que la tala alcanzó a un número de entre 216 y 255 árboles de diferentes diámetros, afectándose 216 metros cúbicos de madera, 121 de lenga y 95 de guindo.

 

Según García Lois, los acusados removieron estacas y mojones de hierro que delimitaban el parque, igual que árboles pintados.

 

Fuente: Agencia Télam.

 

Comentarios

Otras Noticias