Junto a su hija

Médico fueguino estuvo en la catedral Notre Dame minutos antes del desastre

Se trata de Ezequiel Struminger, quien se encontraba de paseo en París y visitó esta tarde el histórico edificio, momentos antes del devastador incendio que todavía afecta a la iglesia. 'Se me saltan las lágrimas, esto un desastre', relató el profesional riograndense a medios nacionales.
lunes, 15 de abril de 2019 · 21:58

Un médico de 64 años oriundo de Tierra del Fuego se convirtió en una suerte de cronista para la prensa argentina del catastrófico e irreparable incendio que se desencadenó al caer la tarde en la emblemática catedral de Notre Dame, en Francia, lugar legendario el cual llegó a visitar apenas unos minutos antes de desatarse el pandemonium.

 

Según informó La Nación, Ezequiel Struminger se encontraba de paseo desde el viernes pasado en París junto a su hija Greta (30), quien reside en Berlín. Dio la casualidad que ambos se apersonaron en el centenario y casi sagrado sitio para los ciudadanos franceses, visitado asiduamente por millones de turistas cada año.

 

Allí, a orillas del río Sena, el fueguino relató la crónica de cómo se fue gestando el descomunal siniestro -alrededor de las 19 hora local-, noticia principal en medios internacionales ya que, aún siendo de madrugada, centenares de cuerpos bomberiles continúan combatiendo las llamas para controlar lo que ya es la inminente destrucción total de la iglesia.

 

"Caminaba con mi hija sobre uno de los puentes que cruza el río parisino, cuando vi una enorme columna de humo a lo lejos. Presté atención y divisé la forma del edificio que estaba en llamas. ¿Eso es una iglesia que se quema? le pregunté a un francés que tenía al lado", narró el turista riograndense a LN+, al tiempo que las imagenes reflejaban el fuego de decenas de metros de altura, consumiendo todo a su paso en la catedral. 

 

"Se acaba de derrumbar la cúpula. Es un desastre, se me saltan las lágrimas", prosiguió Struminger, quien reveló que 20 minutos antes de iniciado el siniestro había estado junto a Greta dentro de la catedral, y precisó que el lugar estaba "atestado" de turistas.

 

"Había una cola inmensa, espero que los hayan evacuado rápido. Lo que veo es horrible", sentenció el médico fueguino.

Comentarios