FLEXIBILIZARON LA MEDIDA

Ahora Río Grande con venta restringida de combustible por reclamo de SMATA

Las estaciones de servicio de la empresa Autosur, en Río Grande, atienden al público de manera restringida, por una medida de fuerza dispuesta por el SMATA en reclamo de un bono navideño. La situación complica a miles de familias que están por salir para gozar de sus vacaciones en esta semana. El secretario General del gremio, Marcelo Arguello, confirmó que “por decisión de los delegados y de la Comisión Directiva” se habilitó una isla por sucursal para atender al público.
jueves, 18 de diciembre de 2014 · 18:47
Vale recordar que por estos días la totalidad de las empresas electrónicas comienzan el periodo vacacional, y solamente en Río Grande se preveía la salida de más de 12 mil operarios de las fábricas con sus familias, rumbo al norte del país. A ellos se deben sumar los de las empresas radicadas en Ushuaia y los docentes de toda la provincia que también comienzan las vacaciones.

La mayoría de ellos opta por la vía terrestre para viajar y se movilizan en sus automóviles particulares, siendo Río Grande paso obligado para cargar nafta antes de emprender rumbo hacia el territorio continental por zona de frontera.

Esta situación hace que largas colas de automóviles se puedan observar en las estaciones de servicio que tiene la ciudad, donde ayer se produjeron incidentes entre los automovilistas que esperan que la medida se levante y los trabajadores afiliados al SMATA.

Marcelo Arguello, secretario General del sindicato de mecánicos en la provincia, confirmó que el pedido del bono arrancó allá por el mes de octubre solicitando una suma de 50 mil pesos; pero admitió que si bien no recibieron contraoferta de la empresa hoy podrían cerrar en una suma "que ronde los 6 mil pesos para cada trabajador”.

También, en declaraciones a FM Aire Libre, indicó que el reclamo "lo llevamos al Ministerio de Trabajo de la provincia, donde tampoco tuvimos una respuesta clara”. Arguello dijo que "Esta semana nos encontramos con la novedad de que a algunos trabajadores le entregaron un sobre con dinero, que no corresponde”.

En el mismo sentido expresó "Creemos que la empresa quiere dividir a los trabajadores y, como organización, reclamamos colectivamente este bono que se negocia todos los años. A algunos les han dado 2.000 pesos, a otros 1.500, a otros 1.800 y a otros nada porque dicen que no lo merecen. Es una práctica desleal y un pago en negro”, afirmó el sindicalista.

Finalmente confirmó que luego de la audiencia que tuvieron con la empresa en el Ministerio de Trabajo de la Nación, la cual pasó a cuarto intermedio hasta mañana por la tarde, los delegados y la Comisión Directiva de SMATA resolvieron "habilitar una isla por estación de servicio para la atención al público, dando una muestra de buena voluntad”.


Comentarios

Otras Noticias