ENCUENTRO CON EL VOLUNTARIADO

La Fundación DAR cierra el año con positivo balance

La Fundación DAR realizó una reunión de sus voluntarios y colaboradores en la Estancia María Behety donde compartió la noticia de las primeras devoluciones de las familias que integran el Programa que desarrolla, relacionado con la nutrición infantil, principalmente. Esta fundación integra la Red CONIN que hace poco ya cumplió 20 años y que la preside el prestigioso y querido doctor Abel Albino.
viernes, 5 de diciembre de 2014 · 09:44

La presidente de la Fundación DAR que integra la Red CONIN, Cristina Goodall, informó que "estamos haciendo un encuentro de voluntarios; todos los voluntarios que nos han colaborado durante todos estos años de trabajo que los hemos convocado para agradecerles; para compartir un rato entre todos, para hacer todo un cierre de todo el trabajo que hemos estado haciendo; algunos son de distintas áreas que han colaborado exteriormente, otros de los talleres y es por eso que por ahí hay voluntarios que no se conocen entre ellos y es por eso es una buena oportunidad de juntar al equipo y que todos se conozcan”.

Cristina Goodall destacó que "cada año el cuerpo de voluntarios se va ampliando y se va solidificando también”.

Lo más destacable para esta fundación es el egreso de nueve familias que han completado el curso. "Son nueve familias más que ya estamos haciendo las devoluciones; este sábado que viene hacemos más devoluciones”.

Explicó que el concepto de ‘Devolución’ es cuando las cuatro áreas de la Fundación DAR, el Área Social, el Área Nutricional, el Área de Medicina Preventiva y el Área de Estimulación, "les hacen a cada familia beneficiaria una evaluación en una reunión final de trabajo y le dan el alta; es decir, las cuatro áreas que trabajan en forma interdisciplinaria, le dice a la familia que ya puede andar sola; ven su evolución, maduración, su crecimiento. Si bien siempre hay un poco de tristeza también porque las familias quieren seguir ligadas a la Fundación por todo el cariño que reciben, pero se dan cuenta que tienen que dejarles el lugar a otras y esta es la mejor parte porque es maravilloso cuando se dan cuenta de esto”, destacó Goodall.

Explicó que "cuando la familia ingresa al programa, es un trabajo de equipo; primero se verifica la situación que atraviesa, cómo y en dónde vive, se constata si hay una verdadera necesidad de ingresar al programa y una vez que se decide que realmente necesita acceder a este espacio, se la incorpora y asiste una vez por semana a los talleres que obviamente no son abiertos al público”.

En relación a la sede CONIN que se está construyendo en la Margen Sur, la Presidente de la Fundación DAR comentó que "tuvimos un parate con el tema del material y el relleno pero ahora volvimos a arrancar ya que se secó todo y está más accesible. Tenemos todos los planos y estamos buscando financiamiento para unas partes que faltan pero está todo en marcha y es lo que necesitamos en este momento de crecimiento”.

El "Efecto CONIN”

El doctor Álvaro Diez, Médico Pediatra de la Fundación, compartió que "con mucha alegría porque ya llevamos cuatro años, tres en forma ininterrumpida con los talleres; es una alegría enorme completar un año porque hay varias familias más que terminan el programa; es decir, que egresan, y la verdad es que vemos en las devoluciones y en los cierres de año, la importancia del efecto que produce el paso de estas familias con algunas carencias, con algunas situaciones medio complicadas que van transformando su vida cotidiana, incorporando hábitos que tienen que ver con la nutrición y la manifestación de cariño, como nosotros siempre decimos, los besos, los abrazos, en la vida cotidiana que evidentemente ayudan a que ese cerebro (de los pequeños) siga creciendo y siga desarrollándose para completar todo su potencial”.

"El vínculo de amor debe comenzar en la panza de la mamá”

Doctora Silvia Schmidt, Ginecóloga y voluntaria de la Fundación DAR, destacó el trabajo de las cuatro áreas. "El trabajo de la Fundación DAR comienza en la Hora Cero; es decir, desde la concepción y es por eso que están incluidas dentro del programa las embarazadas y también los pequeños hasta los cinco años”.

Agregó que "es muy importante la nutrición durante el embarazo, la estimulación ‘desde la panza’ que no es otra cosa que la mamá se conecte con ese bebé que tiene en el vientre; que empiece su vínculo, que le hable, que le cante y que empiece a establecer ese lazo de amor que continúa después del nacimiento”

La médica ginecóloga destacó los ‘turnos solidarios’ que hacen médicos y profesionales del ámbito privado, que de este modo donan horas de su tiempo para atender a las familias beneficiarias de los talleres, como una forma de Voluntariado Externo de la Fundación. Entre estos profesionales está el licenciado Adrián Oyarce, Psicólogo Infantil; la doctora Silvia Tello, del Instituto Mathews "que nos dona sus turnos y todos los chicos están revisados oftalmológicamente por ella, incluso también las mamás tienen atención”, destacó la doctora Schmidt, quien agradeció también la articulación con el Club de Leones que dona anteojos recetados y marcos de anteojos para estas familias.

Estimulación Temprana: construyendo la vida desde los afectos

El licenciado Iván Guzmán, especialista Kinesiólogo en Estimulación Temprana, es uno de los voluntarios más antiguos de la Fundación, "cuando éramos muy poquitos, ahora se han sumado más voluntarios y gente agradable gracias a Dios; nuestro trabajo en Estimulación Temprana es muy sencillo, pero muchas veces es dejado de lado por las mamás”.

Agregó que "ahora con las devoluciones nos estamos enterando de cómo les ha llegado a las mamás las charlas que tenemos todos los sábados y la importancia de que reciban algún tipo de apoyo, de orientación talvez, en cosas muy simples como ponerse a leer un cuento a los hijos, o bien de abrazarlos y estar con ellos”.

La licenciada Valeria Ochoa, también Kinesióloga del área de Estimulación Temprana de la Fundación y esposa de Iván Ochoa, compartió coincidencias con lo expuesto por su marido y manifestó que "damos las integradoras y hacemos las evaluaciones” y resaltó que "es un trabajo muy lindo el que hacemos y es muy gratificante el poder ver a las familias cómo se desarrollan, lo mismo cómo se desarrollan las áreas psicomotoras de los chicos, cómo crecen. La verdad es que es una experiencia hermosa y nosotros también crecemos y las familias nos retribuyen con afectos. Tengo dos hijos hermoso y vivimos en carne propia el crecimiento de nuestros chicos y queremos que los chicos que asisten a los talleres tengan ese mismo crecimiento en todo el sentido de la palabra”.

Un grupo de gente comprometida

También están los otros colaboradores como la licenciada Ana Castro Nutricionista,

Marisol Tagliani quien es la encargada de acondicionar toda la ropa donada a la Fundación y que después se ofrece a las familias beneficiarias del programa; Verónica Corazza, Tesorera de la Fundación y también integrante de la Red del Voluntariado Fueguino, Eugenia Siró, encargada de la Biblioteca de la Fundación, el Ingeniero Fernando Olsen, quien pertenece a la Comisión Auxiliar y además soporte muy importante en la construcción de la casa propia de la Fundación; Luis Casariego, Voluntario que se incorporó recientemente, y encargado de reparar y mantener los equipos, aparatos y demás enseres de la Fundación.

Matías Rossi y Estefanía Atadía, dos jóvenes estudiantes de la Universidad Siglo XXI que tenían la materia de Ayuda Solidaria de Voluntariado y realizaron las prácticas en la Fundación en la cual se quedaron como voluntarios justamente "y están siempre muy dispuestos a darnos una mano, ayudarnos en las exposiciones, en la venta de tarjetas y los actos que hacemos como las carreras en el Autódromo, ya que el Automóvil Club Río Grande, que todo este año nos ofreció con la venta de entradas de las cuatro carreras que hubo en el año, que un porcentaje de las mismas vaya para la Fundación”, comentó la licenciada Jimena López Montes, quien es encargada de prensa de esta asociación de bien público.

Julián Penida y Eugenia Pastén, trabajadores sociales y voluntarios, son los que relevan los casos sociales en la ciudad; quienes realizan una importante labor social recabando los casos sociales. "Estoy desde el inicio, hace cuatro años y en este trabajo tuvimos dos etapas: en el inicio de la Fundación, las familias que ingresaban tenían que ver con una situación social, en situación de riesgo, madres solteras, etcétera, no con algo que tenga que ver con la salud. Lo que ocurrió es que dentro de esos grupos de personas, había muchas familias y recibirlas en nuestro espacio que era muy reducido, nos costaba un poco y es así que empezamos a trabajar marcadamente en temas como la desnutrición y la mala alimentación, que es el trabajo que estamos haciendo ahora”.

También destacó la articulación con el Hospital Regional Río Grande y el CAPS Nº 3 en el caso de las derivaciones. "Nuestro trabajo consiste también en ir a visitar a las familias y ver en qué situación están viviendo, su alimentación, la infraestructura hogareña, ver si tienen cocina, si tienen gas, si es envasado, etcétera”.

En tanto Eugenia Pastén destacó, en tanto, que "lo bueno es que ahora somos reconocidos por parte de la sociedad y las instituciones oficiales y esto es muy útil a la hora de gestionar derivaciones, por ejemplo. Ahora no tenemos que ir a buscar a las familias, ya que tanto el Hospital los centros de salud como las escuelas comparten este trabajo ya que nos pasan los casos a nosotros para hacer las visitas y evaluar para después hacer la admisión de las familias”.

Por último destacó que "es un trabajo reconfortante y ahora que hemos tenido las devoluciones de las primeras familias, son muy gratificantes, y pensamos que es un granito de arena el que ponemos, recibimos a cambio montañas de aprecio y cariño”.

También está el doctor Gabriel Arbía, Traumatólogo y voluntario de esta Fundación como así también la León María Ester Konrad, Presidente del Club de Leones de Río Grande, quien resaltó el trabajo que la institución viene llevando adelante

También María del Carmen Rey quien con su esposo Eduardo Medina cortan madera y hacen juguetes para los chicos de las familias asistidas a través de un taller con los otros padres de la Fundación.

Cabe destacar que los niños de las familias asistidas, están pintando presentes para entregar a los voluntarios antes de la Navidad, como una forma de devolver todo el amor que les brindan. En esta iniciativa está involucrado el mencionado matrimonio.

Asimismo, está la señora Ester Otero de Ochoa, Instructora de Ajedrez que propició el primer acercamiento a los barrios de la Fundación DAR de la mano justamente de las clases del juego ciencia que hacía, se haga en los asentamientos, como los encuentros en el comedor ‘Rizitos (Ricito) de Colores’.

Agradecimientos

Cristina Goodall agradeció a todas las personas e instituciones que colaboran con la Fundación DAR como el Centro de Formación Laboral ‘Manuel Belgrano’ que presta sus instalaciones los sábados para los talleres de la Fundación; a Supermercados Carrefour, al arquitecto Simón Thomson que ha realizado los planos del nuevo espacio que se está construyendo y asimismo a Proalsa que ha hecho el cálculo de estructura; a El Dorado que ha donado el hormigón para la primera etapa y prestado los camiones para mover el material, a la Cooperativa Eléctrica por la donación de los postes de luz, a los empleados de Radio Victoria Fueguina y a la Unión Obrera Metalúrgica –UOM- por donaciones como alambre y materiales de la estructura; al Municipio de Río Grande, especialmente al intendente Gustavo Melella; a los Secretarios de Asuntos Sociales, de Obras y Servicios Públicos y de la Producción, profesora Gabriela Castillo y los licenciados Jorge Coldorf y Agustín Tita, respectivamente; ya que hay una articulación muy importante en el trabajo social de ambas instituciones, como los realizados con la Casa de María; al Club de Leones de Río Grande por la donación de anteojos y marcos de anteojos; al IPES que permitió que la Fundación DAR brindara una charla que desembocó en que muchos de los estudiantes del profesorado de la provincia se sumen al trabajo solidario como voluntarios, "y realmente son muy valiosos”, destacó Cristina Goodall.

Asimismo resaltó al Concejo Deliberante, a la Legislatura Provincial; al Automóvil Club Río Grande, a Distribuidora Othila, que todos los fines de semana ofrece una colaboración para las familias asistidas por la Fundación, desde mitad de año; obviamente a la Red CONIN que preside el prestigioso y muy querido doctor Abel Albino; a la industria automotriz Renault que financia en todo el país la construcción de las casas de la Red CONIN; "pero especialmente a los voluntarios, que sin ellos, esto es muy difícil”, admitió.

En tren de agradecimientos también brindó su reconocimiento a la Red de Voluntariado Fueguino y a su referente María Silvia Andreau que estuvo presente en el evento, luego del cual brindó una importante capacitación.

Comentarios

Otras Noticias