CONICET

Realizan relevamiento sobre la población de cauquenes

Un importante trabajo de investigación sobre la preservación de cauquenes en el norte de la Isla y asimismo sobre su posible depredador se está realizando en Río Grande. Estas tareas científicas las están haciendo las licenciadas Natalia Cossa y Laura Fasola -becaria e investigadora de CONICET- respectivamente. Estas acciones cuentan con el apoyo del Municipio de Río Grande, a través de la Dirección de Turismo de la Secretaría de la Producción.
domingo, 09 de febrero de 2014 · 17:01
"Este es un contacto que surgió a fines del año pasado cuando hicimos en el Museo Municipal un taller sobre conservación de cauquenes, ahí conocí a Natalia Cossa y a Laura Fasola que están haciendo un estudio sobre el Cauquén Cabeza Colorada y las otras especies de cauquenes y uno de sus posibles predadores”, explicó Tabaré Barreto, integrante del equipo de la Oficina de Turismo del Municipio de Río Grande. 


Agregó Barreto que uno de sus problemas es el visón. Así que durante esta semana tuve la oportunidad de concurrir con ellas a recorrer los campos de Estancia Sara, donde están haciendo, en el caso de Natalia, conteo de cauquenes y, en el caso de Laura, está estudiando la manera de encontrar al visón”.

El funcionario municipal confió que desde la Dirección de Turismo "estamos muy interesados en estos trabajos, porque el Cauquén Cabeza Colorada es, actualmente, un motivo de viaje de los turistas, para venir a la zona norte de Tierra del Fuego, es una especie muy difícil de ver en otros lugares. Así que, sobre todo el turista extranjero, aficionado a las aves, viene en busca de esa especie. Es una especie que pensamos que puede ser más promocionada, pero antes de eso, necesitamos saber más sobre ella. Bienvenidos estos trabajos y ayudamos en lo que podamos”.

Para finalizar compartió que "afortunadamente son cada vez más los trabajos de investigación que se dan acá en la zona norte, en distintos aspectos, así que, bienvenidos estos trabajos; el conocimiento es fundamental para el turismo, para saber qué tenemos para ofrecer y cómo tenemos que cuidarlo”.

En tanto la bióloga investigadora del CONICET Natalia Cossa dijo que este trabajo está relacionado con su beca doctoral. "Estoy trabajando con tres especies de cauquenes; el cauquén común, el cabeza gris, y el colorado. Estamos trabajando en el norte de la isla, principalmente en la zona de Sara, Estancia Cullen, María Behety, Flamencos y estamos haciendo relevamientos, conteo de grupos, vamos contando los individuos y viendo de qué especie son”.

Relató que "también estuvimos una época buscando los nidos, porque ellos vienen a reproducirse a esta zona; son tres especies que pasan el invierno en el sur de Buenos Aires y, después en la época reproductiva vienen acá, al norte de Tierra del Fuego. Entonces, teníamos intenciones de buscar cada uno de los eventos reproductivos, de buscar nidos, hacerles el seguimiento y ver cómo le va a los pichones”.

Añadió que "asimismo estamos haciendo distintos relevamientos de carnívoros, para ver cuáles son los que los están afectando y, entre ellos, estamos trabajando con el visón. Lo que estamos haciendo es instalar distintos sistemas de detección en distintas partes de cada una de las estancias y ponemos distintos dispositivos para poder detectar que el visón está”.

Detalló que "lo que hacemos es poner un huellero, que es como una cajita donde entra el animal y se marcan las huellas, después también ponemos una trampa de pelos, donde entra el visón y sabemos que si pasó quedan todos los pelitos enganchados en una cinta y también lo que hacemos es caminar unos seiscientos metros para ver si encontramos huellas o fecas del visón. Así que estamos comparando entre esas tres metodologías cuál es la más eficiente, la más barata, la que menos tiempo lleva para detectar que el visón está en ciertos lugares”.

 Los cauquenes vienen a esta zona en épocas reproductivas, a Tierra del Fuego y al sur de Santa Cruz, "así que este es el lugar donde hay que buscarlos, si se están reproduciendo se están reproduciendo acá. El interés en el cauquén es por el delicado estado de conservación que están presentando estas especies y Laura viene trabajando con el visón hace varios años y el visón está siendo un problema para varias especies de aves, entonces queremos ver cuál es el impacto en los cauquenes”.

La bióloga comentó que "venimos a trabajar a esta zona en octubre, que es cuando más o menos ya están los cauquenes y, hasta marzo o abril, estamos con un trabajo continuo bastante intenso y después ya por mayo es cuando los cauquenes se empiezan a agrupar, ahí volvemos a hacer un conteo para ver cuántos son los individuos presentes y también estamos pensando hacer no sólo los conteos por vía terrestre, sino también conteos aéreos que vamos a hacer en avioneta. Así que, la idea es poder comparar los conteos que se hacen  con avión y, directamente, desde una transecta terrestre para ver cuántos son los cauquenes que nos estamos perdiendo desde la ruta, cuántos son los que no vemos”.

Comentarios

Otras Noticias