“NUNCA ME DIERON UNA RESPUESTA”

Una mujer con dos hijos ocupó una casa en Chacra XIII

Erica Navarro es una joven riograndense que tiene dos hijos, uno con discapacidad. Vivía en el barrio Mirador en una construcción precaria sin servicios y ocupó una vivienda desocupada de Chacra XIII “porque teníamos mucho frío y mis hijos estaban enfermos”. La casa pertenecería a un policía que la tiene deshabitada y ahora le exige que la devuelva. Dice que la visitan permanentemente integrantes de la fuerza de seguridad y le piden que se retire. El policía la deja encerrada con llave y le aseguró que ahí “no se va a quedar”. Ella dice que no se irá sin una solución.
jueves, 10 de julio de 2014 · 17:10

"Yo ingresó a la vivienda porque uno de mis hijos, que tiene una discapacidad, estaba con bronquiolitis y vivíamos en el asentamiento donde teníamos mucho frio. Fui al IPV y nunca me dieron respuesta, siempre me ponían una excusa u otra y no me quedó otra que meterme en la vivienda para tener una solución para mi hijo”, relata Erica.

Después contó que "El señor es un policía, vino y me dijo que tenía que salir que en esta casa no me iba a quedar”, dice que incluso la visitaron varias veces integrantes de la fuerza policial, sin ninguna orden de desalojo, y la invitan a retirarse del domicilio ubicado en la calle Cabo San Sebastián al 300.  

Sobre el policía que dice ser el propietario de la vivienda señala: "Viene, entra, recorre la casa, me deja encerrada con llave y se va”. "Mandó a sus compañeros, vinieron con los móvles de la policía, me preguntan como estoy y se van”, contó la joven.

Agregando que  "Anoche vino uno bastante malo, me dijo: yo te voy a sacar, te vas a ir con los chicos, como sea”. "Yo le dije que no me voy a ir si no tengo una solución”, advirtió la mamá de Axel y Alan, dos chiquitos de seis y siete años. 

"Yo le dije que haga la denuncia, pero él me dijo que no la va a hacer, que hizo una exposición con las cosas que tiene en la casa”, dice refiriéndose a unos pocos muebles rotos que hay en la vivienda.

"Yo vine hace ocho años de Salta, los chicos nacieron acá. El me dijo que es de Tucumán y que entre norteños no nos tenemos que cagar. Yo le dije que todos venimos mal del norte”, señala.

Sobre su situación expresa que "Me ofrecieron una casa pero por unos días, yo le dije que no me sirve porque no quiero volver a estar en la calle en unos pocos días. Hasta que no tenga una respuesta del IPV no me voy a ir, no me pienso mover si no tengo una solución”, insiste.

Finalmente menciona que "Sé que hay casas que son para quienes tienen problemas sociales, estoy peleando por algo que le corresponde a mi hijo. Ésta casa nunca fue ocupada y hay muchas casas que no se habitan, mientras nosotros estamos en la calle”, concluye la mujer. 

Comentarios

Otras Noticias