SIGUE LA POLÉMICA POR EL AUSENTISMO DOCENTE

Zárate endilgó a SUTEF la política de “sacarle al estado lo más que se pueda y con el mínimo esfuerzo”

El director de Administración de Educación, Héctor Zárate, ratificó su postura en torno al ausentismo en el sector educativo y vinculó el problema con supuestos 'cambios en la idiosincrasia” del docente actual y la decisión de “no dejar ninguna falta sin usar”. Aunque mencionó que “en buena hora hay un número de docentes que no mantienen esas prácticas y por eso se sostienen los establecimientos”.
miércoles, 21 de octubre de 2015 · 08:30
El director de Administración de Educación, Héctor Zárate, salió al cruce de las críticas que le hizo el SUTEF, a cuya dirigencia le reconoció la "coherencia" de "destruir lo que consideran que es el estado: un elefante blanco al cual cuanto más le puedo sacar, y con el mínimo esfuerzo, mejor”.

 

El citado funcionario confirmó -en una entrevista emitida por FM Universidad- que "en la liquidación de haberes de septiembre, que se cobró hace algunos días, hubo más o menos 6500 docentes liquidados; y la cantidad de liquidaciones para esos docentes, rondan las 11500 liquidaciones”.

 

Zárate explicó que esos números obedecen a que "hay algunos docentes que, por la necesidad de ellos de trabajar y el sistema de tener un docente en cada sector, tienen más de un legajo, sobre todo los que trabajan por hora cátedra”.

 

En estos casos señaló que "por ejemplo hay docentes que están hasta en cinco o seis establecimientos, con dos horas en uno cuatro en otra, y en cada una de las instituciones es una liquidación de haberes”.

 

Zárate confirmó que la distribución de los docentes se da en algo más de 3 mil en Ushuaia y Río Grande, mientras en la ciudad de Tolhuin hay alrededor de 300.

 

Luego, al ser consultado sobre las críticas que le formularon dirigentes del SUTEF, dijo que quería aclarar "que lo que trascendió en algunos medios son datos de la realidad, propios del sector donde yo desempeño mi tarea, que es la administración, y particularmente una de las tareas que hacemos es receptar las planillas que informan las inasistencias de todos los niveles de educación –cualquiera sea el motivo- tanto de Río Grande como de Tolhuin, y se vuelcan al sistema que tiene la administración de gestión del Gobierno de la Provincia”.

 

El ex dirigente del SUTEF, hoy funcionario, señaló que "se puede ver con claridad que las inasistencias aumentan con los recesos, como también el incremento sistemático de inasistencias cuando llega el final de estos recesos, tanto el de invierno como el de verano, que son alrededor de 50 días”.

 

En cuanto a sus polémicas declaraciones, aseguró que "no fue ni más ni menos que decir lo que todos conocemos, lo que cualquier vecino que tiene hijos escolarizados puede palpar".

 

"También he dicho que, en más de una oportunidad, he hablado con la Dirección de Fiscalización Sanitaria en temas inherentes a la labor concreta", anotó, porque "nosotros estamos cargando algunas ausencias en el sistema de licencias, que a veces vemos que se está padeciendo; entonces hablamos con esa área y surge la charla sobre cómo se está en el sistema con esta cantidad de usufructo de licencias. Esto no gustó y surgieron las críticas”.

 

Insistió en señalar que "también hay un dato que es real, que muchísima gente pasa por nuestra Mesa de Entradas en la Dirección y el 98% son docentes. Directivos o docentes de base que van a llevar o retirar documentación que hace a la tarea de todos los días de las administraciones escolares, como aquellos que se acercan a hacer algún otro trámite de la actividad escolar”.

 

En ese marco señaló que se recogen testimonios sobre "la actitud de algunos para con el sistema, que también padecen algunos pares”.

 

Reconoció como "un avance" que desde Fiscalización Sanitaria se están realizando visitas a las personas con parte de enfermo "que no todas son justificadas, porque muchas veces no se encuentra al que teóricamente está en reposo en su casa".

 

"Hay veces que desde Fiscalización dicen que no pueden llegar a tocar la puerta, porque no está claramente identificada la numeración o tienen cerrado el portón con rejas. Entonces esas inasistencias, como no se pueden constatar, no se justifican”, aclaró; aunque como contrapartida dijo que se formulan demandas de los docentes "que van a discutir y esgrimir las razones por las cuales no estaban presentes o no se pudo llegar a la entrada de la casa”.

 

Zárate se refirió luego a la carga horaria de los docentes, según el nivel en el cual se desempeñan, comentando que en el caso de las escuelas primarias se trabajan "cuatro horas 20 y el maestro de sección, que conocemos como jardineras, son tres horas 15” a lo que sumó "algunos minutitos la semana que están de turno”.

 

El funcionario dijo que un docente por un cargo, o su equivalente en horas cátedra, cobra como ingresante "12.600 pesos en bruto y le quedará algo más de 10 mil de bolsillo”.

 

Consultado sobre las razones del ausentismo, respondió que "lo desconozco, pueden ser muchos, puede haber problemas de enfermedades propias o por atención de algún miembro de la familia”.

 

Pero al preguntarle el motivo por el cual hay una marcada diferencia entre los porcentajes de ausentismo en el sector privado y el público, lo relacionó con cambios en "la idiosincrasia” del docente actual y la decisión de "no dejar ninguna falta sin usar”, aunque mencionó que "en buena hora hay un número de docentes que no mantienen esas prácticas y por eso se sostienen los establecimientos”.

 

Sobre las críticas que recibió de dirigentes del SUTEF, expresó que "por suerte no los he leído ni los he escuchado, pero casi siempre cuando se emiten opiniones contrarias a los intereses que los mueven, critican, se enojan, pero en ellos es una práctica, en esos son coherentes, en la destrucción, en lo que consideran que es el estado, que es un elefante blanco al cual cuanto más le puedo sacar y con el mínimo esfuerzo, mejor”.

Comentarios