PROYECTO DE ENCUENTRA EN LA LEGISLATURA

Empresas extractoras de áridos aguardan ley que regule la actividad

Desde el sector se observó que la ciudad hay siete canteras que emplean a unos 90 operarios que sostienen a la industria de la construcción y a la obra pública. Además se aseveró que el rubro que representan tiene 'un alto costo fijo y con maquinarias e insumos a precios dolarizados'.
domingo, 15 de noviembre de 2015 · 15:07

Las empresas extractoras de áridos de Río Grande están a la espera de la aprobación del proyecto de ley que regule la actividad en la provincia. Mabel Carrillo, titular de la empresa Santa Rita, reveló que es un rubro "con un alto costo fijo y con maquinarias e insumos a precios dolarizados".

 

En tal sentido la titular de la empresa Santa Rita, Mabel Carrillo, confirmó que están a la espera de la aprobación del proyecto de ley que regule la actividad de extracción de áridos en la provincia.

 

"He escuchado comentarios que ha hecho el señor (Fabián) Boyeras cuando ingresó el proyecto a la Legislatura, que él dijo que era una barbaridad, pero se olvidó que él mismo fue quien sugirió hacer el proyecto y que nos iba a acompañar todas las semanas viniendo a Río Grande a trabajar con nosotros”, comentó al ser entrevistada por FM Universidad (93.5 MHZ).

 

La empresaria lamentó que "desde agosto nunca más lo volvimos a ver; pero ahora que vio que sin su ayuda hemos salido adelante, armando todo y presentando la iniciativa, el señor Boyeras salió a mostrar un planito donde decía que íbamos a sacar (áridos) en el cementerio, lo que es una barbaridad lo que ha dicho porque no es así y nos demuestra que no es conocedor del lugar”.

 

Consultado sobre la situación, la titular de la firma Santa Rita dijo que "estamos esperando que la vuelvan a tratar en la Legislatura; mientras tanto seguimos trabajando para aprovechar la temporada estival porque sería muy triste no hacerlo porque el fuerte de la construcción empieza ahora, como por ejemplo, el asfalto de Chacra XIII”.

 

Reveló que "cuando teníamos las reuniones con la gente del Gobierno provincial, siempre había gente del municipio de Río Grande", pero "con el Intendente (Gustavo Melella) nunca, porque nunca nos atendió", cosa que manifestaron no entender porque "pagamos los impuestos y les vamos a brindar el material para que ellos hagan las obras porque todo el material para obras supuestamente tiene que salir de ahí, a no ser que después hagan otros negocios”.

 

En este punto aseguró que "no estamos dispuestos” a comprar por sumas millonarias predios para sacar áridos; si bien aclaró que "nosotros no nos hemos cerrado”.

 

"Sería lamentable que no aprobaran el proyecto porque nosotros cortaríamos el trabajo, con todo lo que conlleva para la construcción en general y para la obra pública, particularmente", advirtió.

 

Recordó que "todo el canto rodado para el pavimento, como las obras públicas que se están haciendo en la ciudad, provienen de nuestro trabajo en las canteras”.

 

Asimismo memoró que "para que este proyecto se trate lo que se hizo fue dar un espacio, que es el que nos marcó justamente el señor Boyeras y que, para que la gente se dé una idea, está al costado de la obra del puerto de Caleta la Misión. El proyecto es extraer áridos de ahí y seguir trabajando como lo estamos haciendo”.

 

Actualmente hay siete empresas trabajando con la extracción de canto rodado que emplea a 90 personas, precisó, e insistió en que "nosotros no somos cerrados, queremos trabajar, que nuestros empleados sigan teniendo sus fuentes de trabajo", además de que "tenemos compromisos con las empresas constructores”.

 

Otro aspecto que reveló la empresaria es que "nosotros pagamos el servicio medido de agua porque el material es lavado con agua dulce" y anotó que "el agua la obtenemos de dos maneras, por extracción y por el servicio provisto por el Municipio".

 

"El hormigón que fabricamos, también lleva agua de la red", avanzó, para anotar luego que "pagamos el canon a la Provincia, los impuestos municipales y el agua; y además tenemos todos los empleados como debe ser, no tenemos ningún empleado en negro”.

 

Confió que pagan alrededor de diez mil pesos por mes el servicio de agua.

 

"Todo es caro, incluso las herramientas y maquinarias que utilizamos están a precio de dólar", remarcó, y observó que "todo fue decayendo de tal manera que nosotros antes comprábamos para trabajar con máquinas Caterpillar y John Deere, y hoy todos tuvimos que recurrir a máquinas chinas, que no son tan buenas, pero sí más baratas y hay que importarlas todo a precio dólar”.

 

Actualmente un camión volcador "está en un millón seiscientos mil pesos y estamos hablando de un camión chico; una máquina cargadora está en casi tres millones”, dijo finalmente Mabel Carrillo.

Comentarios