SE TRATA DEL CLORURO DE VINILO

Denuncian que vecinos están expuestos a contaminantes cancerígenos

Un estudio jurídico de Río Grande convocó a vecinos aledaños a fabriles a que se realicen análisis “para saber el grado de contaminación” que tienen, de manera que luego se pueda “actuar judicialmente en consecuencia”.
miércoles, 06 de mayo de 2015 · 16:41

 

Profesionales advierten sobre la contaminación atmosférica producida por empresas que trabajan en la fabricación de plásticos y que lanzan a la atmósfera cloruro de vinilo, una sustancia altamente peligrosa y que es responsable del cáncer hepático.

Ante esta situación, invitaron a los vecinos aledaños a estos establecimientos fabriles a que se realicen análisis "para saber el grado de afección” que tienen, porque este tipo de contaminación  se da "en forma desconocida, por cuanto no todos los contaminantes 'huelen mal' como lo son generalmente los otros derivados del petróleo y demás”, de manera que luego se pueda "actuar judicialmente en consecuencia”.

El abogado Miguel Ángel Febre explicó que "concretamente se trata de la contaminación ambiental y de lo que esto afecta a la salud de la población y fundamentalmente para tratar de recomponer este daño, este perjuicio que se le viene ocasionando a la población".

"Estamos hablando concretamente de una situación de contaminación por el cloruro de vinilo”, precisó, para advertir luego que se trata de una situación "que se producen en el ambiente, en el aire; y cuando ese aroma es agradable nadie puede pensar que se trata de un contaminante muy peligroso para la salud”. 
 
Febre contó que "muchos vecinos vieron que se tapaban las cloacas en el caso de empresas como Río Chico”, situación que, recordó, "ha salido a los medios”.

"Pero lo más grave es lo que se desconoce”, insistió, para aseverar luego que "hay situaciones de extrema peligrosidad ya que con el tiempo pueden alterar a la salud e incluso producir cáncer en regiones sensibles del cuerpo humano como el hígado y el páncreas”, cosa que "ya está sucediendo en Ushuaia”.

El abogado expuso que ante esta situación "queremos ver cómo, mediante la acción judicial, se hacen los recursos correspondientes o inclusive la cuestión que más interesa a la parte jurídica que es cómo recomponer rápidamente esta situación o incluso hasta cómo indemnizar a las víctimas de esta contaminación".

El letrado reveló que las acciones judiciales comenzaron en esta semana, "ya hicimos las presentaciones formales con el tema de algunas demandas” y que "en Ushuaia sí hemos avanzado” por actividades de "otras fábricas más grandes” en las que "ya se ha registrado casos concretos de muertes por cáncer”.

Falta de control del Estado e irresponsabilidad empresaria

Febre cuestionó el "cóctel peligroso” que se produce por "la falta de controles por parte del Estado y la irresponsabilidad de empresas que lanzan a la atmósfera este tipo de sustancias”.

Efectos sobre la salud del cloruro de vinilo

El estudio jurídico que está trabajando en esta causa -ubicado en calle Mathew 1.383- cuenta con la asesoría científica y técnica de la Bioquímica María Graciela Veneciano, quien detalló que el cloruro de vinilo y el cloroetano o monocloroetano, comúnmente conocido por su antiguo nombre cloruro de etilo "produce dos tipos de alteraciones: las intoxicaciones agudas y las intoxicaciones crónicas”.

"Las primeras pueden acontecer con los con los trabajadores que están dentro de las fábricas donde se manipulan estas sustancias, donde la vía principal de acceso al organismo es la vía respiratoria, donde el cloruro de vinilo se introduce al organismo de forma eficiente, no así por la epidermis, la piel, porque la absorción es mucho menos efectiva, lo propio con la ingesta donde también la incidencia es muy baja", amplió.

Aseguró que "una vez absorbido por el organismo, el cloruro de vinilo se distribuye rápidamente por el organismo, siendo los órganos blanco de este producto el hígado y el riñón, por los efectos biotransformadores que tienen estos dos órganos. El hígado, de hecho, es el laboratorio de nuestro cuerpo".

En cuanto a las intoxicaciones crónicas dijo que "son graduales, hasta imperceptibles, y ocurren a través del tiempo; pasan desapercibidas y son sin dudas las más frecuentes cuando hablamos de contaminación atmosférica”.

"Estas intoxicaciones crónicas son las que padecen normalmente los vecinos que viven en cercanías de las fábricas que procesan estas sustancias”, alertó.

Galería de fotos

Comentarios