Pidió que se le dé prioridad a los residentes de Tierra del Fuego

La UOCRA expresó preocupación por “constante” ingreso de personas a la Isla en busca de empleo

El secretario General del gremio de la Construcción, Julio Ramírez, señaló que si bien el balance de la veda invernal “es bueno” y se mantienen los puestos de trabajo “hay una llegada permanente de trabajadores del norte del país, buscando una salida laboral”. El sindicalista expresó sus expectativas por el cambio de gobierno.
martes, 28 de julio de 2015 · 08:08
 

El secretario General de la UOCRA, Julio Ramírez, alertó sobre el "ingreso constante” de personas del norte del país a la provincia de Tierra del Fuego, "buscando una salida laboral.

 

De todos modos, el citado dirigente sindical comentó que este año "el balance de la temporada es bueno” ya que "tanto en Río Grande como Tolhuin pudimos seguir trabajando, mientras que en Ushuaia fue más complicado porque el invierno es más duro".

 

"No fue tan malo este año y lo que más continuó fue la obra privada”, agregó, para anotar luego que "se está trabajando muy poco en viviendas públicas, solo en aquellas que requieren trabajo por dentro", mencionó.

 

Ramírez observó que "en Río Grande tenemos todo lo que es gasoducto, TOTAL y el campo, con unos 800 compañeros, y con eso mermó un montón la falta de trabajo en la ciudad, pudiendo paliar la situación”.

 

En ese sentido estimó que "en un mes más, en Río Grande se normaliza la situación".

 

En declaraciones a Radio Nacional Ushuaia, el gremialista explicó que "en Ushuaia fue más complicado, porque son obras privadas y públicas que se paralizan durante la veda invernal, no se puede trabajar”.

 

De todos modos señaló que "con el subsidio que le entregan a la UOCRA, la gente por lo menos puede pagar gastos sumado a alguna changuita".

 

Respecto del subsidio dijo que "ahora tenemos unos 400 compañeros anotados, pero la cantidad va cambiando día a día porque viene mucha gente del norte a trabajar a la Isla, entonces cada vez se acrecienta más”.

 

"Pero debemos dar prioridad a los compañeros que hace muchos años están en la isla, los que vienen nuevos van a tener que esperar", advirtió.

 

El dirigente de la construcción aportó datos sobre la llegada de trabajadores buscando una salida laboral, señalando que "este año fue un disparate, ya que entre Tolhuin y Río Grande llegamos a tener 1800 compañeros anotados, cuando siempre tenemos un padrón de 200 ó 300, como mucho 400 en Río Grande”, y aseveró que "muchos de ellos habían llegado recién a la isla”.

 

Ramírez reiteró que la prioridad es para los trabajadores que ya están radicados en la provincia, aunque admitió que "está faltando mano de obra especializada, por ahí soldadores de alta, amoladores tenemos un montón, las empresas piden cañistas que tenemos pero pocos".

 

"Ayudantes sobran, para hacer una capacitación necesitamos el espacio físico y hacer convenio con UOCRA nacional, para que manden a los capacitadores”, consideró, aunque admitió que "eso lleva tiempo, recién vamos a cumplir dos años en el mandato y estamos intentando hacer una escuela de capacitación para soldadura".

 

Por último indicó que "con el cambio de gobierno, creo que vamos a andar espectacular porque con el gobierno actual se hicieron todos parches”.

 

"Con el nuevo gobierno se va a hacer muchas cosas”, vaticinó, porque "tengo mucha confianza en la gobernadora electa para que la obra pública salga adelante”.


Comentarios

Otras Noticias