SEGUNDO DOCUMENTAL ‘SIGUIENDO LA RUTA DE LA AEROPOSTA’

Se estrenó “Una historia de Valientes”

Con un importante acompañamiento de público se realizó la presentación del segundo documental ‘Siguiendo la Ruta de la Aeroposta’ denominada “Una historia de Valientes” que fue realizado por Luís Soler con el apoyo del Concejo Deliberante de la ciudad. Este documental es la saga del anterior y complementario de un tercero que está en proceso de realización. En esta oportunidad el film también trata del primer accidente aéreo en Río Grande que arrojó varios muertos y asimismo se dejó montada por una semana una muestra fotográfica alusiva a la historia de la mítica línea aérea que fue germen de Aerolíneas Argentinas y que durante quince años comunicó a Tierra del Fuego con el Continente. Soler recorrió el norte de África, Europa y Sudamérica recabando datos de la era romántica de la aviación.
lunes, 21 de septiembre de 2015 · 04:20

En el Museo Municipal ‘Virginia Choquintel’ de esta ciudad se estrenó el segundo documental ‘Siguiendo la Ruta de la Aeroposta’ denominado "Una historia de Valientes” y a vez se dejó inaugurada una muestra fotográfica histórica que quedará montada en ese lugar durante toda esta semana.

Este documental fue realizado por Luís Soler con el apoyo institucional del Concejo Deliberante de esta ciudad.

Estuvieron presentes, además del realizador, la diputada nacional Verónica González, el concejal Esteban ‘Chiquito’ Martínez, el delegado nacional de Migraciones, Eduardo Cortez, antiguos pobladores y público en general. La locución estuvo a cargo del profesor Miguel Elías Vázquez.

El realizador de esta ciudad Luís Soler, autor del documental ‘Siguiendo la Ruta de la Aeroposta’, comentó que "nos quedamos con muchas ganas de seguir avanzando en la historia en el primer documental y ahora quedó demostrado en el segundo donde pudimos profundizar en el peligro de pertenecer a la Aeroposta y volar en esos aviones que hoy nos parecen piezas de museo, se palitroques y lonas, pero que en su tiempo fue la avanzada tecnológica para la aviación”.

Detalló que en este nuevo documental de la saga ‘Siguiendo la Ruta de la Aeroposta’, que fue estrenado el viernes en el microcine del Museo Municipal ‘Virginia Choquintel’, "le pusimos ‘Una Historia de Valientes’ porque había que serlo para volar en estos aviones sobre desiertos y mares interminables y que le costó la vida a más de 80 pilotos. Era realmente jugarse la vida volar en Aeroposta y ellos lo hacían con todo el placer del mundo en una época en que el romanticismo impregnaba las acciones heroicas de los hombres y no lo hacían por dinero porque no ganaban grandes fortunas ni nada que se les parezca. Era más fácil morir que cobrar”, observó Soler.

En este sentido comentó que "en este documental consultamos a varios especialistas, historiadores y aviadores, que nos van llevando por el hilo conductor cronológico de esa época romántica de la aviación comercial y de todo el esfuerzo que había que hacer para mantener las rutas aéreas, tanto en África, Europa como América Latina y cruzar el océano Atlántico tras la hazaña de Lindberg”.

Agregó que "La Aeroposta dejó muchos nombres ilustres, como Antoine de Saint-Exupéry, a la sazón, creador de ‘El Principito’ y ‘Vuelo Nocturno’; Jean Mermoz, Jean Nöel Boy, Henri Guillaumet, entre tantos otros y los argentinos Próspero Palazzo y Rufino Luro Cambaceres que vino con el padre de ‘Chiquito’ Martínez en el primer vuelo de la ‘Línea’ a la ciudad de Río Grande”.

Cabe destacar que Luís Soler recorrió tres continentes buscando la ruta de esta mítica compañía de origen francés,. Justamente recabó datos de Toulouse, al sur del país galo que también tiene una rica tradición aeronáutica. Justamente desde aquí despegó el primer Concorde a los mandos de André Turcat. Asimismo Soler viajó al norte de África y estuvo en las ciudades que fueron destino de la Aeroposta como Casablanca y Rabat en Marruecos. Estuvo también en Natal, Brasil y por supuesto la ruta sudamericana de esta aerolínea.

Asimismo, con el estreno de este documental, se expuso una muestra fotográfica que quedará expuesta durante toda esta semana.

Justamente el coordinador del Museo Municipal, Adrián Sangiovanni, dijo al respecto que "Quisimos jerarquizar esta muestra fotográfica por lo que representa a la historia de Río Grande y por eso la queremos dejar montada y los vecinos la pueden visitar de lunes a viernes de 10 a 19 horas en el Museo”.

Sangiovanni felicitó a Luis Soler por este trabajo de muchos años.

Federalizar la cultura, la historia y el arte

En tanto la diputada nacional Verónica González, quien impulsó la Declaración de Interés Nacional de este documental en la cámara baja, comentó que "llevamos la propuesta al Parlamento nacional y lo pusimos a consideración de todos los compañeros diputados, los que apoyaron la iniciativa porque vieron la importancia de federalizar la cultura, la historia y todas las expresiones del arte y la literatura”.

Agregó la parlamentaria y concejal electa que "la Aeroposta nació hace más de 85 años y fue fundacional en las comunicaciones y el transporte de pasajeros y que Luís Soler haya puesto el ojo en esto y que se empiece a contar en los manuales de historia todo este trabajo. Hay que empezar a federalizar este tipo de trabajo y que la Cámara de Diputados, con la aprobación de la Declaración de Interés, no hace más que federalizar justamente el acervo de las regiones”.

"Aeroposta era la comunicación vital con el continente”

Por su parte el concejal y cuatro veces intendente de Río Grande, además de diputado nacional (MC) y Ciudadano Ilustre de la ciudad, Esteban ‘Chiquito’ Martínez, explicó que "esta es la continuación de la muestra que se hizo el año pasado, ampliando todo lo que tenía que ver con la Aeroposta, que fue la primera línea aérea que vino acá a Río Grande y en el primer vuelo comercial vino mi padre como mecánico”, recordó.

"Por eso mi relación y mi cariño por la Aeroposta, más allá del reconocimiento de lo que significó el sacrificio y la valentía de los pilotos que venían a volar en esas épocas con el clima nuestro y con la precariedad de los aviones que usaban. Esto hay que remarcarlo porque no era como los vuelos de hoy día, sino que eran aviones livianos que tenían que luchar contra el viento y que a veces les costaba mantenerse en el aire y justamente este documental es un reconocimiento a esto”.

Justamente el padre del edil, Esteban Martínez Martos fue también el que tuvo el primer generador de electricidad en la ciudad y que fue el germen de la Cooperativa Eléctrica.

El accidente aéreo sobre Río Grande

El concejal Esteban Martínez fue consultado sobre el accidente aéreo recordó que "fue el primero en una línea aérea en Río Grande y costó muchas vidas de vecinos de Río Grande y de Ushuaia. Solo unos pocos se salvaron. No se si el accidente fue producto de la impericia o del clima; sabemos que en nuestra zona hay esa neblina que no dejan ver. Los aviones aterrizaban en la zona del Frigorífico y talvez el piloto se desorientó y se estrelló con el avión en la zona de la Antena de Radio Nacional, sería enfrente de lo que hoy es TVFuego”.

‘Chiquito’ Martínez anticipó que "nuestra intención es restituir el monolito que había en ese lugar del accidente porque queremos hacer el reconocimiento a estos hechos que tienen que ver con la historia de Río Grande, donde fallecieron muchos vecinos y hay algunos que todavía sobreviven de este accidente”.

Este luctuoso suceso ocurrió el 26 de marzo de 1951 cuando el avión ‘Yagán’ de Aerolíneas Argentinas se estrelló en lo que entonces era la vega del río Grande.

Se trataba de un avión Douglas DC 3, pero en su versión militar era un C-47A-5-DK ‘Dakota’; su número de serie era el 12.291 y fue fabricado en la ciudad de Oklahoma, capital del Estado homónimo, en 1942. Desde el 14 de febrero de 1944 sirvió bajo el número de serie 42-92485 en la Fuerza Aérea de los Estados Unidos USAAF (United States Army Air Forces).

Participó en las postrimerías de la Segunda Guerra Mundial desde el 21 del mismo mes y año, pero bajo la órbita de la RAF (Royal Air Force) inglesa bajo la patente FZ688 del Transport Command. Luego pasó a formar parte del 233 Squadron, 46 Group, Blakehill Farm, Wilts (Dakota III) en la misma RAF y el 6 de junio de 1944, el ‘Día D’, participó en la invasión a Normandía.

La Aeroposta Argentina lo adquirió y desde el 21 de junio de 1947 comenzó a prestar servicios bajo la matrículaLV-ACY y con la denominación ‘Yagán’.

Cuando la Aeroposta Argentina se convierte en Aerolíneas Argentinas, mantiene el mismo nombre y la misma matrícula (comenzó a revistar bajo esa denominación desde el 22 de noviembre de 1950, aunque Aerolíneas Argentinas comenzó a existir como tal el 7 de diciembre de 1950).

Finalmente, luego de tantas batallas, el avión se accidentó en Río Grande, Tierra del Fuego, como se dijo más arriba, el 26 de marzo de 1951 alrededor de las 8:30 de la mañana. Había decolado de Ushuaia más temprano.

‘Mingo’ Gutiérrez rescató este hecho del olvido

Según escribió hace unos años el historiador riograndense Oscar Domingo Gutiérrez, "la aeronave había inaugurado, tiempo atrás el servicio internacional entre Río Gallegos y Punta Arenas, y sus tripulantes –a razón de lo que dicen quienes mejor los conocían- eran excelentes profesionales, las condiciones meteorológicas eran inobjetables” (Oscar Domingo Gutiérrez. Revista TV Fuego).

Más allá de que el accidente fue sometido a estudios por parte de especialistas arribados a la ciudad, no se conocieron las causas del siniestro.

"Algunos vecinos parecieron presentir que algo extraño ocurría puesto que dicen que la nave procedió a dar más vueltas que las habituales sobre la población, mientras esperaba tal vez la orden de aterrizaje en la pista de (la base) aeronaval. Otros ni bien se percataron del sordo estampido con que la nave dio en tierra acudieron presurosos al lugar y advirtieron de entrada la magnitud de la tragedia” (op.cit.).

Para la misma época, se produjo otro accidente fatal, cuando un bote que pretendía cruzar el río Grande "se dio vuelta con un crecido número de muertos y desaparecidos (…) La capacidad hospitalaria se vio colmada, la población acudía espontáneamente por si se necesitaba sangre. Poco a poco se fue conociendo la identidad de los difuntos, toda la tripulación, y algunos fueguinos enlutaban el conocimiento de los riograndenses. Muy pronto se debió informar al norte que se carecían de féretros para tantos difuntos, más si el requerimiento era de urnas para su posterior traslado e inhumación en otros lugares del país” (op.cit.)

Entre las víctimas se encontraban personas con domicilio en Mar del Plata, Gran Buenos Aires y San Luis.

Algunos pobladores fueguinos se encontraban entre los que perecieron: Jessie Lawrence, de 15 años, que viajaba hacia la Capital Federal por sus estudios, y Juan Díaz, un chileno radicado en Ushuaia que se desempeñaba como chofer. Sobrevivió al siniestro la vecina de Ushuaia Saturnina Padin, quien sólo sufrió una fractura de tobillo.

El Comunicado oficial de Aerolíneas Argentinas emitido el 26 de marzo de 1951

Por intermedio de la Subsecretaria de Informaciones, Aerolíneas Argentinas dio a conocer el comunicado siguiente el mismo día del accidente:

"Por causas aun no establecidas, sufrió un accidente un avión DC-3 de Aerolíneas Argentinas, afectado al servicio regular de pasajeros entre la Capital Federal y Ushuaia. El aparato, matricula LV ACY había cumplido con toda normalidad el vuelo entre el aeropuerto de la ciudad de Buenos Aires y la capital del territorio nacional de Tierra del Fuego, al mando del comandante Miguel Yorio a quien secundaba el copiloto Pablo Abella, el radiotelegrafista Jorge Pizarro y el comisario (de abordo) Horacio Dalera.

El avión, en el vuelo de regreso a esta capital, decoló esta mañana del aeródromo de Ushuaia con rumbo a la ciudad de Río Grande, primera etapa del viaje. Al llegar a las inmediaciones de esta última ciudad, se precipitó a tierra, desconociéndose hasta el momento el número de muertos y heridos. El accidente se registro a las 8.30”.

Comentarios