"PARECE QUE ESTÁN ESPERANDO QUE SUCEDA ALGO PARA ARREGLAR LAS COSAS"

ATE reiteró reclamo por problemas edilicios en el Centro Infantil Integrado de Río Grande

Desde el gremio estatal se pidió al ejecutivo provincial que solucione los inconvenientes generados por 'la falta de agua, grifería rota, puertas de emergencia sin barral antipánico, techos que están por caerse, entre otros problemas', que se registran en el edificio.
martes, 29 de septiembre de 2015 · 16:39
 

Las autoridades de la seccional riograndense de ATE reiteraron su reclamo al gobierno provincial para que dé soluciones a los inconvenientes edilicios que tiene el Centro Infantil Integrado de Río Grande.

 

En tal sentido enumeraron "la falta de agua, grifería rota, puertas de emergencia sin barral antipánico, techos que están por caerse, entre otros problemas", además de advertir que "en el lugar siguen ingresando nuevos niños, cuando se dijo que solo se haría un horario reducido para que concurran los chiquitos de las mamás que trabajaban o tenían alguna circunstancia especial".

 

"De la misma manera que estaba el Centro Infantil Integrado hace dos meses atrás, sigue todo igual", aseveró la delegada de la Asociación Trabajadores del Estado, Alejandra Salas, quien se quejó de que "no arreglaron nada, no hay agua, y además siguen ingresando nuevos chicos".

 

"Mientras la señora (Subsecretaria de Familia Virginia) De Gregorio dijo que solamente se abría para los chicos que más necesitaban, los que tenían a las mamás trabajando o alguna circunstancia especial, lo cierto es que siguen ingresando chicos", cuestionó la dirigente sindical.

 

Además observó que con el ingreso de nuevos niños y niñas "crece la demanda y no podemos dar respuesta en cuatro horas, sobre todo cuando no están dadas las condiciones", por lo que consideró "una falta de respeto por parte de la señora De Gregorio, ya que ella salió explicando por qué quería que trabajásemos cuatro horas y después a esas palabras se las lleva el viento, porque ingresan más chicos y nosotros no le podemos dar un buen servicio".

 

La representante de los trabajadores del Centro Infantil Integrado de Río Grande dijo que las funcionarias mantuvieron reuniones con los papás, a las cuales no les permitieron el ingreso a las trabajadoras, donde explicaron la situación del lugar. Pero reiteró la gremialista que "el edificio no está en condiciones y los chicos siguen ingresando".

 

Salas comentó que siguen padeciendo de "falta de agua, además de problemas edilicios de todo tipo" y confirmó que el techo del hall de entrada "está por caerse, a pesar que se hizo recientemente" y comentó que "desde ATE se enviaron fotos al Ministerio de Trabajo, para que vean esta situación".

 

Además denunció la existencia de "cunas rotas, colchonetas rotas, paredes rotas, igual que grifería en mal estado; puertas de emergencia sin el barral antipánico -la mayoría tiene un pasador provisorio- así que si llegara a pasar algo en el Centro Infantil Integrado no sé cómo podríamos evacuar el edificio rápidamente, porque las puertas no tienen las barras correspondientes".

 

Tampoco cuentan con "baños adaptados para personas con capacidades diferentes, ya sean los chicos o los propios empleados", aseguró y anotó que "nosotros tenemos compañeras con problemas de motricidad y por esta situación una compañera se lesionó y se terminó lastimando la frente, al caerse en el baño, ya que no cuenta con las barandas para sujetarse".

 

Recordó que los reclamos vienen "por lo menos desde el año 2010 ó 2011, con fuerza y contundencia, incluso ya de años anteriores hay planteos; pero no solucionan los problemas que vamos denunciando y aparecen nuevas cuestiones".

 

Salas consideró que "también debería preocupar a los papás como están los niños ahí adentro, porque no es solamente darles un platito de comida y estimularlos para que aprendan a comer" sino que "ahí se hacen varias actividades y los chicos están mal, parece que estuvieran esperando que pase algo ahí adentro para reaccionar".

 

"Dios no lo permita pero parece que esperaran que ocurra un incendio o un accidente para resolver la situación", manifestó, para asegurar luego que "nosotros, desde ATE lo venimos denunciando y no estamos pidiendo un aumento de sueldo o mejores condiciones para nosotros, estamos reclamando que las cosas estén como lo indican las leyes de seguridad e higiene, nada más".


Comentarios

Otras Noticias