FUNDACIÓN DEUDA INTERNA

Une Ushuaia y La Quiaca en bicicleta por los derechos de los aborígenes

Sebastián Inzúa inició su recorrido el 18 de enero pasado en la ciudad austral, pero no tiene un tiempo estimado para concluirlo. El joven oriundo de Arias (provincia de Córdoba) comenzó el viaje en Tierra del Fuego, para llevar el mensaje de la Fundación Deuda Interna.
martes, 09 de febrero de 2016 · 11:51
Un joven farmacéutico nacido en la localidad cordobesa de Arias abandonó hace poco -momentáneamente- la comodidad del ejercicio de su profesión para recorrer de Ushuaia a La Quiaca en bicicleta, llevando el mensaje de la Fundación Deuda Interna.

 

Se trata de Sebastián Inzúa quien, a su paso por Río Grande, contó a "El Diario” de Córdoba que "comencé el viaje cerca del Parque Nacional en Ushuaia, con el objetivo de unir en bicicleta Ushuaia con la Quiaca, principalmente por la ruta 40”.

 

"El proyecto de viaje es difundir el mensaje de la Fundación Deuda Interna, que trabaja a través de diferentes proyectos junto a las comunidades originarias, sin el apoyo del Estado ni de partidos políticos. Los proyectos de la Fundación Deuda Interna, que tiene una sede en Villa María, son muchos, pero algunos de los más importantes son el hospital móvil, agua potable y reforestación”, señaló.

 

Inzúa expresó que "este viaje es una experiencia personal que soñé desde hace un tiempo, también tiene la intención de apoyar el uso de la bicicleta como modo de vida saludable y poder acampar donde sea”.

 

"Aprovecho que a la gente le llama la atención un viaje tan largo en bicicleta y difundo el mensaje y el trabajo de la Fundación Deuda Interna, que es colaborar con las comunidades originarias del país, especialmente las del norte argentino para tratar de mejorar la situación sanitaria, territorial, ambiental y social de los aborígenes”, precisó.

 

"En el trayecto trato de ir visitando las comunidades. Entre las tareas que tengo está la de difundir un documento que la Fundación ha acompañado y que es un tratado interétnico para la refundación de la República Argentina, una refundación en la que estén incluidas las comunidades aborígenes”, puntualizó el joven viajero.

 

"El viaje lo inicié el 18 de enero en Ushuaia, hasta donde llegué en avión proveniente de Córdoba, el tiempo de llegada a La Quiaca dependerá de lo que tenga que hacer en cada lugar que visite, del tiempo que me lleve difundir los proyectos de la fundación, por eso no hay un tiempo programado de recorrido”, aseguró.

 

"El sustento diario por el momento viene de mis ahorros, luego veré la posibilidad de ir trabajando durante el viaje porque no cuento con ningún esponsoreo”, indicó.

 

"En cuanto a los lugares para parar y dormir, me contacté con familias a través de redes sociales y en Ushuaia me alojaron en una panadería que habitualmente recibe a ciclistas sin costo de alojamiento, después veré dónde voy a alojarme”, añadió.

 

"La gente me recibió muy bien, algunos con alojamiento, comidas y reuniones familiares, a nivel institucional también, porque tanto la Municipalidad de Ushuaia como el concejo Deliberante de Río Grande han colaborado con la difusión de este viaje y su proyecto, lo que hace que se abran más puertas y la gente me reciba mejor”, explicó.

 

"La iniciativa del viaje fue mía, pero yo le propuse a la Fundación la difusión de su mensaje porque quería ingresar como voluntario y esta fue una forma de hacerlo”, afirmó Inzúa.

 

"Me movió a hacer este viaje conocer nuestro país y con esta modalidad estoy relacionándome con el paisaje, con el entorno, y además me permite ver que otro modo de vida es posible”, manifestó el joven viajero para concluir.

 

 

Fuente y foto: "El Diario”

Comentarios