EN LA OVEJA NEGRA

Se desarrolló la 37° Exposición Rural

Sin el esplendor de otros tiempos, la Asociación Rural de Tierra del Fuego desarrolló la XXXVII Exposición y Feria Ganadera, Comercial, Industrial y Artesanal en los predios y galpones de La Oveja Negra con la presencia de autoridades nacionales, regionales, provinciales y municipales. En su discurso de apertura de la Exposición Rural, la presidente de la Asociación Rural de Tierra del Fuego, Lucila Apolinaire, reclamó “políticas de Estado” y la resolución de los problemas que aquejan al sector.
lunes, 14 de marzo de 2016 · 08:19

Estuvieron el Ministro de Agricultura, Ganadería y Pesca Emiliano Olmedo, representantes del Municipio de Río Grande, los concejales Alejandro Nogar, Laura Colazo y Miriam ‘Lali’ Mora; a nivel nacional estuvo el Presidente de la SRA, Dr. Luis Miguel Etchevere; el Presidente del INTA, Amadeo Nicora, Autoridades consulares, militares y eclesiásticas, productores invitados de la vecina República de Chile, trabajadores rurales, socios de esta Asociación, vecinos y amigos de la casa.

 

Reclamo de "Políticas de Estado”

 

En su discurso de apertura de la Exposición Rural, la presidente de la Asociación Rural de Tierra del Fuego, Lucila Apolinaire, reclamó mayor atención al sector lamentando que "el hecho de no contar con políticas de Estado que trasciendan a los distintos gobiernos, sumado al factor de que virtualmente cada dos años tenemos períodos electorales, hacen que se pierda mucho tiempo, entre campañas políticas, transiciones y nuevos gobiernos. El resultado de esto que se gestione poco, y no se puedan dar soluciones a las problemáticas de la comunidad”.

La presidente de la Asociación Rural de Tierra del Fuego dijo en su discurso que "como todos los años, en esta fecha hacemos un balance del año pasado y trazamos los lineamientos del tiempo futuro. Cumplimos hoy 79 años de trabajar nucleados en esta institución, y recordamos a nuestros mayores, padres, abuelos y bisabuelos, que dedicaron todo su esfuerzo al desarrollo de éstas, las tierras de la Provincia más austral de nuestra Argentina”.

Recordó que el pasado año "ha sido un año difícil tanto para nuestra actividad, como para nuestro país. Cierto es, que se respira otro aire en los últimos meses, pero aún queda mucho trabajo por hacer en nuestra querida Patria”.

"Lamentablemente el hecho de no contar con políticas de Estado que trasciendan a los distintos gobiernos, sumado al factor de que virtualmente cada dos años tenemos períodos electorales, hacen que se pierda mucho tiempo, entre campañas políticas, transiciones y nuevos gobiernos. El resultado de esto que se gestione poco, y no se puedan dar soluciones a las problemáticas de la comunidad”.

"Realmente deseamos y necesitamos que este nuevo camino que empezamos a transitar, tanto en la Nación, como en la Provincia y en los Municipios sea más organizado y constante. Desde esta Asociación de productores cercana ya a los 80 años de vida, renovamos una vez más nuestro compromiso de trabajo con la decidida convicción y responsabilidad de colaborar en la solución de temas graves que nos aquejan”, dijo Lucila Apolinaire.

 

Cambio climático empeoraron la situación pecuaria

 

"Necesitamos, los argentinos todos, empezar a ver cambios y resultados positivos. La producción rural de Tierra del Fuego, tuvo en este 2015 un gran desafío: el del clima. Este factor es algo que escapa al control humano, y ante esto si debemos poder adelantarnos a los factores que trae aparejado el cambio climático, que vino para quedarse, y debemos prever acciones a realizar en caso de necesidad. Nos tocó un duro invierno, tanto en las ciudades como en el campo. Lamentablemente, la falta de previsión y la falta de políticas de estado y de infraestructura complicaron el panorama”.

Describió que un invierno tan duro como este, puso a prueba este tipo de ganadería y en algunas zonas muy castigadas por el frío, la nieve y hielo, los resultados han sido muy negativos. Pese a esto, los productores siguen trabajando fuertemente en sus establecimientos para transformar sus instalaciones creadas para la ganadería ovina a fin de poder utilizarlas para la producción bovina, generando costos altísimos, necesidad de mayor capacitación e inversión en materiales y genética. Con respecto al problema más grave que aqueja hace más de 30 años ya a la producción pecuaria en Tierra del Fuego”.

 

El eterno problema de los perros cimarrones

 

El flagelo del perro asilvestrado, "aún sin solución, trajo hace años un cambio en la matriz productiva, cambio que se va dando de manera constante, quedando ya muy pocos establecimientos ovejeros en la provincia. Estos productores han ido sustituyendo a la oveja – animal noble si los hay, con una historia de 130 años de producción de lana y carnes de excelente calidad-, por la producción bovina”.

Cuestionó que "el desmanejo de las poblaciones caninas urbanas y el consecuente resultado del perro asilvestrado, debemos decir una vez más que aunque se ha avanzado mucho en los aspectos de comunicación y socialización del problema, este aún sigue sin ser resuelto. Ante este tipo de flagelos, que atentan contra, no solo la producción rural, sino la salud pública, el turismo, la biodiversidad y el medio ambiente es necesaria la toma de decisiones y de acciones concretas en terreno”.

En este sentido, la Presidente de la Asociación Rural de Tierra del Fuego aseguró que desde esa institución, "hemos solicitado en forma recurrente un mayor compromiso por parte del Estado para abordar con firmeza este serio problema. Se requiere elaborar un plan integral con planificación a corto, mediano y largo plazo contemplando la adopción organizada de todas las acciones conducentes al cumplimiento de ese objetivo”.

Para Apolinaire, existen disposiciones legales vigentes que lamentablemente no se están cumpliendo. "Es responsabilidad de los funcionarios y agentes de las distintas reparticiones, y de la comunidad toda, asumir el compromiso de trabajar seriamente para combatir un flagelo que ha llevado la ganadería ovina al borde de su extinción. Por tal motivo, consideramos indispensable redoblar los esfuerzos y para ello exhortamos a los decisores políticos disponer todas las medidas que desde el estado resulten necesarias y encarar juntos el desafío de recuperar la actividad productiva ovina para las futuras generaciones de fueguinos”.

 

Sólo unas 200 personas trabajan en el sector rural

 

La dirigente ruralista dijo que "resulta muy triste conocer el escaso número de personas que trabajan en la zona rural, que apenas supera las 200 personas, cuando a mediados de los 80, este número se cuadriplicaba. Este es un indicador más que habla sobre la problemática del perro asilvestrado y su impacto en la producción. Resulta fundamental apoyar a las familias que deciden vivir en el campo”.

Para ello, un factor fundamental y decisivo es la educación. Ante la falta de escuelas rurales que cubran la matriz del mapa de la isla, es necesario mantener y fortalecer la querida Residencia Estudiantil, que fue creada y fundada en un esfuerzo conjunto en la Provincia y esta Asociación Rural para albergar a niños de la zona rural, que de lunes a viernes estudian en la ciudad. Hoy se alojan en esta Residencia Estudiantil Provincial 9 niños cuyos padres viven y trabajan en el campo”.

 

Inversión en biotecnología

 

Lucila Apolinaire también reflejó este año "nuestro laboratorio de diagnóstico, ‘Dr. Raúl Chifflet’ cumple 6 años. Es un ejemplo de gestión público privada entre la Provincia y la Asociación Rural. Además ha recibido aportes de Ley Ovina, para su construcción, equipamiento e insumos. Pertenece a la red de laboratorios reconocidos por SENASA. Cuenta con un equipo de trabajo interinstitucional (nación-provincia-municipio) que recibe capacitaciones permanentes”.

Agregó que en dicho laboratorio "se pueden diagnosticar enfermedades que afectan la producción en el ámbito rural, como así también en la ciudad con las zoonóticas, atendiendo las problemáticas emergentes”.

Detalló que entre las enfermedades que se diagnostican están la brucelosis ovina, bovina y canina; anemia infecciosa equina; leucosis bovina; triquinelosis, venéreas en toros y parasitosis internas en varias especies domésticas. "Asimismo recientemente se incorporó el estudio de calidad de semen en vacunos. Además, se acondicionan muestras para tercerizarlas a laboratorios de referencia”.

Para la ruralista "es fundamental que contemos con los mataderos municipales en Río Grande y Ushuaia trabajando adecuadamente de manera funcional y ambiental. También Tolhuin (debido a su crecimiento poblacional) necesita tener su matadero, de manera de trabajar de forma ordenada y de poder frenar la problemática del abigeato y la faena clandestina que se sigue dando en la zona. Para que todo este esfuerzo de la producción local de carne tenga sentido, resulta fundamental mantener el estatus sanitario de esta zona del país como Libre de Fiebre Aftosa”.

En este punto animó a "trabajar en conjunto con distintas instituciones provinciales, regionales y nacionales, en control de especies como el castor y el guanaco, ya que sin planes de manejo coordinados, estas especies atentan contra la persistencia de nuestros recursos forestales y forrajeros”.

Asimismo "apelamos a las autoridades del Ministerio de Salud a acompañar al Programa de Control de Enfermedades Zoonóticas, derivado de la Ley Provincial 719 sobre Obligatoriedad de la lucha contra la Hidatidosis, de manera de mantener los estándares que con tanto esfuerzo se habían logrado en nuestra Provincia.

Queremos destacar la labor de la Brigada Forestal de Manejo de Fuego, que hace varios años ya viene realizando un trabajo muy serio de difusión y control, minimizando los incidentes y respondiendo de manera rápida y efectiva ante los ocasionales incendios.

Hemos tomado contacto con la Brigada Rural de la Policía Provincial, y seguimos trabajando colaborativamente en control y prevención de abigeato”.

 

Conectividad como una asignatura pendiente

 

Lucila Apolinaire observó que el tema comunicaciones requiere una solución urgente. "En el año 2016 resulta muy difícil trabajar y estar a la altura de las circunstancias, sin conectividad. Hoy todo sucede en tiempo real, y resulta extremadamente atrasado y complicado no contar con internet y telefonía. Para generar desarrollo debemos generar previo a ello las condiciones necesarias para que éste se dé. En relación a este tema también quiero mencionar la conectividad vial. Es terrible que en la actualidad en una provincia tan pequeña tengamos dificultades en el transporte de la producción rural y gente que quede aislada en los meses de invierno o en primavera por falta de previsión y planificación. Esperamos que partir de esta nueva gestión con quién ya hemos tomado contacto esta situación se pueda ir revirtiendo y se generen soluciones definitivas a estos problemas”.

 

Agradecimientos y colaboraciones

 

"Dentro de nuestra responsabilidad social empresaria desde 2015 somos Padrinos de la Escuela 44, ‘Valientes de Malvinas’, de nuestro barrio”, recordó Apolinaire.

Asimismo dijo que "hemos podido acompañar el crecimiento y desarrollo de estos alumnos a través de distintas donaciones de materiales didácticos. También trabajamos con ellos en el Proyecto Samohú sobre la flora nativa de nuestro país, liderado por la reconocida acuarelista Cristina Coroleu. Con mucho orgullo podemos decir que las obras de los niños de los 4° grados de la escuela estuvieron expuestas en la Casona Carlos Thays del Jardín Botánico de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires durante este verano”.

"Expresamos también nuestro deseo de que nuestro querido Hospital Regional Río Grande pueda volver a ocupar ese lugar de privilegio que supo tener, dotado ahora de la tecnología y atención médica de calidad, como la que la población se merece en el año 2016”.

Expresó la presidente de la Asociación Rural de Tierra del Fuego su agradecimiento a los expositores "que año a año nos acompañan, y al Municipio de Río Grande por toda la colaboración en la realización de este evento”.

De la misma forma "agradecemos al Club de Futsal Colegiales, que desde marzo pasado alquila los galpones de nuestra institución, y cada día los va mejorando, además de brindar deporte y contención a muchos niños y jóvenes de nuestra ciudad. Permítanme agradecer también, al personal de esta casa, por su trabajo diario en el cuidado de la Oveja Negra que hace años ya es el nexo entre la asociación y los expositores”.

Por último dijo: "me gustaría decir que debemos continuar trabajando interinstitucionalmente, junto a las autoridades locales, provinciales y nacionales, y las instituciones como el Inta, CADIC, SENASA y UNTDF, como hemos venido haciendo, pero con mayor intensidad y de forma preactiva para seguir generando desarrollo mediante la producción de forma sustentable carnes, fibras y lanas, de manera de sostener y fortalecer la generación de empleo, produciendo de forma sustentable, contribuyendo al desarrollo de la provincia elegida por muchos de nuestros padres y abuelos, como así también por muchos de nosotros los más jóvenes que la consideramos nuestro lugar en el mundo”.

 

Comentarios