BAJO MODALIDAD DE ARTICULACIÓN PÚBLICO-PRIVADA

Construirán 240 viviendas en Río Grande

El hecho será posible tras la firma entre el Gobierno Nacional y el Provincia de la integración de un fideicomiso que permitirá financiar la obra. El proyecto –que beneficiará a afiliados de ATE- contempla dos etapas, con la construcción de 120 casas en cada una de ellas, en la Sección X de la localidad fueguina.
martes, 12 de julio de 2016 · 08:11

El Gobierno Provincial y la Nación firmaron -este lunes por la tarde- la integración de un fideicomiso que permitirá financiar la construcción de 240 viviendas en la ciudad de Río Grande, con una inversión de Nación de $388,1 millones.

 

El acuerdo inaugura una nueva modalidad de articulación público-privada para la construcción de viviendas destinadas a trabajadores sindicalizados.

 

En el proyecto fueguino intervienen la Nación, a través de la Secretaría de Vivienda y Hábitat, aportando los fondos para construir las viviendas; la Provincia, por medio del Instituto de la Vivienda (IPV), asociada con la infraestructura de servicios, y la filial local de la Asociación de Trabajadores del Estado (ATE), que cede el terreno sobre el cual se edificará el barrio.

 

El Banco de Tierra del Fuego oficiará como agente fiduciario, y otorgará los préstamos hipotecarios a los afiliados de ATE, futuros adjudicatarios de las viviendas, quienes tendrán 15 años para pagarlas, en 180 cuotas mensuales consecutivas.

 

El proyecto contempla dos etapas, con la construcción de 120 casas en cada una de ellas, en la Sección X de la localidad fueguina.

 

Las unidades serán tipo dúplex, en planta baja y primer piso, con dos dormitorios y una superficie cubierta de 60 m2. Junto con la casas, el proyecto contempla la construcción de infraestructura asociada, como redes de agua potable, cloacas, energía eléctrica y gas, y las respectivas conexiones domiciliarias. El plan también incluye el movimiento de suelos, la apertura y enripiado de calles, la construcción de calzadas de hormigón, cordones-cuneta, badenes y bocas de tormenta.

 

A los adjudicatarios se les financiará el 100% del valor de sus viviendas a través de créditos hipotecarios, a los que se aplicará una tasa nominal anual del 5%, sobre un saldo que se actualizará por el Coeficiente de Variación Salarial Anual (CVS).

 

Las cuotas mensuales nunca podrán superar el 30% de las remuneraciones salariales brutas del grupo familiar del beneficiario-deudor hipotecario. En caso de que eso ocurriera, está prevista una extensión en el plazo de repago del préstamo.

 

Comentarios

Otras Noticias