EL FESTIVAL DEL CHAQUEÑO PALAVECINO

Bailarina de Río Grande ovacionada en el Trichaco

La profesora Anahí Estrada de Río Grande cumplió su sueño de bailar en el Trichaco, el festival impulsado por el Chaqueño Palavecino que desde hace dos años se realiza en el pago natal del cantautor norteño, el paraje Rancho El Ñato, ante más de quince mil personas. Anahí es una eximia bailarina e integrante de una familia de folkloristas.
viernes, 22 de julio de 2016 · 09:44

Arsenio Segovia, reconocido compositor de temas folklóricos del norte argentino, fue quien le abrió las puertas a la profesora Anahí Estrada para que pudiera bailar en el Trichaco, el festival más importante de música chaqueña impulsado por el Chaqueño Palavecino.

La profesora Anahí Estrada integra además los talleres municipales de folklore y tiene a su cargo el grupo Flor de Ceibo con el cual enseña en los barrios de la ciudad de Río Grande. Hizo su carrera en el Ballet ‘Soles que dejan huellas’ del profesor Santiago Soto y se recibió de profesora después de los exámenes de Mabel Pimentel y Oscar Murillo, responsables del famoso Ballet Brandsen.

La profesora pertenece a una familia de folkloristas en esta ciudad fueguina, siendo su padre Román Estrada violinista del grupo ‘Los Salamanqueros’, su hermana Carolina es bailarina de Caporales, su hermano Matías ya es un gran violinista y su hermanita Griselda Viviana de diez años ya es también una excepcional bailarina de folklore, al igual que su primo Enzo que está triunfando en Europa con el Ballet Argentino (ver aparte).

"A ‘Catalán’ (en referencia a Román Estrada) lo comencé a llamar a Tierra del Fuego porque él también está difundiendo la música chaqueña en el conjunto ‘Los Salamanqueros’ -salteño de ley- y el año pasado tuve el honor de conocerlo personalmente; es una excelente persona y un amigo con mayúsculas, lo mismo que toda su familia”, comentó don Arsenio Segovia.

Agregó que durante la fiesta del 50 cumpleaños de Román Estrada, que fue todo un acontecimiento en su pueblo natal en el norte, "surge la posibilidad de que su hija mayor Anahí, pueda bailar en el Trichaco. Era un sueño incumplido para ella. Ante el pedido que me hiciera Anahí, no le dije ni si ni no, le dije que lo iba a hablar con mi amigo Daniel Villa quien comanda el grupo de violineros del Chaqueño y Villa me dijo que me iba a dar dos piezas de baile”.

Finalmente "fueron tres las piezas que bailó Anahí con el profesor Carlos César Ruiz, porque después de bailar los dos temas, la gente quedó admirada de cómo baila esta chica y es así que cumplió su sueño, ovacionada ante 15 mil personas”.

"Para Anahí bailar ante una multitud fue su sueño cumplido y para mí una satisfacción, además ella es una bailarina académica. Acá se elogia a la pareja que levanta más polvo, pero ver la estilización de la danza es maravilloso y por eso la aplaudieron”.

Una vasta trayectoria en el folklore chaqueño

Segovia recordó que el Trichaco "se hizo en varios lugares y desde su inauguración, solo he faltado dos ediciones únicamente”.

Agregó que "el año pasado mi amigo Oscar (Chaqueño Palavecino) ha podido llevar el Trichaco a su lugar de origen -donde él ha nacido- el paraje Rancho El Ñato, donde confluyen tres países: Argentina, Paraguay y Bolivia, este año se ha vuelto a hacer ahí y por lo que he charlado con él, la idea es que se haga en forma permanente de ahora en más”.

Comentó que "este era el deseo de Oscar de hacer el Trichaco en su pago y se ha cumplido. Lo conozco desde sus inicios y le costó mucho, porque él trabajaba de chofer de colectivos de larga distancia, primero en Atahualpa y después en La Veloz del Norte y ya venía vestido de gaucho cuando dejaba el colectivo. Hemos compartido momentos lindos, cuando lo conocí, yo no escribía canciones, en esos tiempos era policía en Tartagal”.

"Nos conocimos en una peña y según decía yo era buen cantor y después el tiempo, los desvelos y los cambios de horario que tiene la policía, se me embromó una de las cuerdas vocales y ya no pude cantar más así que me dediqué a escribir desde 1987. Le mostré a Oscar mis canciones y le gustó”, recordó don Arsenio.

Es así que comenzó a escribir canciones, el ‘Cuchi’ Leguizamón presentó una de sus obras y luego el Chaqueño Palavecino le grabó nueve de sus temas. Uno de estos temas es la zamba ‘Dragones de Fiesta’ por Fortín Dragones, su pueblo de nacimiento, tema que aún no se ha grabado a nivel nacional. Otros temas famosos son ‘Abuelos del Carnaval’, inspirado en ‘Juancito’ Enbarcación dedicado a Lucas Cabral, primer bandoneonista del Chaqueño Palavecino e inspirado en los abuelos de éste último como la abuela Lita, escribió ‘Para mis abuelos esta zamba’, después también se inspiró en una mujer boliviana de más de 80 años que deambulaba sola por la ciudad de Tartagal que llamó ‘Soledad de una mujer’, también otra zamba es ‘Niña de los encantos’, otro tema es ‘Por culpa de ser cantor’ y por último, la zamba ‘Mujer’. Estos temas fueron grabados por el Chaqueño Palavecino.

Allí don Arsenio Segovia comenzó a hacerse famoso y es autor de ‘La Perdonada’, que graba el conjunto Ivotí en el 2000, es una obra narrativa que fue relatada por Juan Carlos Mansilla de este grupo que grabó en total cinco de sus temas. Asimismo grabó con Pancho Escalada el tema Trichaco y este año participará en su pueblo natal de la elección de la reina del lugar en la 29 Edición de la fiesta tradicional chaqueña para lo cual ya el año pasado grabó en Buenos Aires el tema del evento y con el actual intendente quiere promocionar esta fiesta a nivel nacional de Fortín Dragones.Arsenio hace 16 años que se retiró de la Policía y se radicó en Tartagal. También tiene un programa, ‘Chaco Nuestro’ en Radio Nacional Tartagal y se dedica por entero a escribir canciones y a difundir las tradiciones argentinas.

Galería de fotos

Comentarios