RÍO GRANDE

Advierten que frenar obra de planta cloacal de Margen Sur “perjudica a vecinos que más lo necesitan"

Desde la DPOSS se calificó de 'perverso' que el Municipio no autorice la obra, “a pesar que viene a solucionar los problemas del sector más contaminado de la ciudad, generando puestos de trabajo e inyectando más de 300 millones de pesos a la ciudad”.
miércoles, 24 de octubre de 2018 · 20:40

El presidente de la Dirección Provincial de Obras y Servicios Sanitarios (DPOSS), Guillermo Worman, calificó de "absolutamente perversa" la decisión del Municipio de Río Grande de no autorizar el inicio de la construcción de la nueva plante de tratamiento de efluentes cloacales de Margen Sur, donde se invertirán más de 300 millones de pesos.

El funcionario observó que la obra “viene a solucionar el problema de contaminación de ese sector, donde un informe del Ministerio de Salud ubicó uno de los focos más importantes en materia de enfermedades gastrointestinales e infecciones urinarias, dolencias que guardan una relación directa con la falta de tratamiento de efluentes cloacales”.

En declaraciones a FM la Isla, Worman consideró además que la decisión municipal hace "que no se generen 125 puestos de trabajo vinculados con la construcción y que no se inyecten en Río Grande 307 millones de pesos que la DPOSS tiene para la construcción de esta obra".

"Queremos construir una planta de tratamiento de efluentes cloacales en el lugar más contaminado de la ciudad y lo que único que hace el intendente es obstaculizar una obra que además al Municipio le sale cero pesos. Esto solo perjudica a los vecinos que son quienes más necesitan de esta obra. Es un acto de una enorme perversión", calificó.

El presidente de la DPOSS explicó que el Municipio exige el proyecto ejecutivo de la obra, el que requiere, entre otras cosas, estudios de suelo que sólo se pueden hacer ingresando al predio donde se va a realizar.

"Nos están pidiendo algo de imposible cumplimiento, porque si a mí no me dejan entrar para hacer movimientos de suelo no le puedo dar a la Municipalidad el proyecto ejecutivo", indicó.

"Esto nunca lo he visto”, anotó, y recordó que “en Ushuaia estamos haciendo dos obras iguales y el Municipio nos dio una autorización provisoria de 180 días”, lapso en el que “las empresas cumplimentaron con todos los requerimientos técnicos y hoy las obras están en marcha".

Worman recordó que en el marco de una demanda judicial por la contaminación cloacal en Río Grande, la Justicia ordenó a la Provincia y al Municipio a realizar las obras para solucionar este problema. "Con esta obra venimos a cumplir la orden judicial”, aseguró Worman, quien lam entó que “hoy el Municipio, que también está condenado en esta causa, me lo impide".

Comentarios