De última generación

Instalaron imponente radar meteorológico en Río Grande

Fue desarrollado por el INVAP, lo cual permitirá obtener datos precisos para investigaciones sobre el cambio climático, además de disponer de información meteorológica para pronósticos a corto y mediano plazo. Posibilitará asimismo monitorear contingencias climáticas, eventos hídricos extremos y conocer la dinámica de los ciclos hidrológicos de los ríos de la provincia.
miércoles, 19 de diciembre de 2018 · 20:49

En lo que podría ser una de las novedades más esperadas en materia científica en la isla, Tierra del Fuego ya cuenta con un radar meteorológico de última generación, instalado en la ciudad de Río Grande.


El Radar Meteorológico Argentino (RMA) fue desarrollado por INVAP S.E., en el marco del Sistema Nacional de Radares Meteorológicos (SINARAME). La firma del contrato con la empresa para su concreción se plasmó en 2011.

 

El RMA permitirá obtener datos precisos que servirán de base para proyectos de investigación referidos al cambio climático, como también disponer de información meteorológica para la generación de pronósticos a corto y mediano plazo, monitorear contingencias climáticas, eventos hídricos extremos y conocer la dinámica de los ciclos hidrológicos de los ríos de la provincia.

 

Hoy el país cuenta con radares meteorológicos monitoreando -de manera aun parcial- los fenómenos del tiempo. Las gestiones realizadas por el Gobierno de la Provincia comenzaron hace 4 años, trabajando en el ámbito del Consejo Hídrico Federal, junto a la Secretaría de Planificación y Política Hídrica de Nación, a fin de contar con dicho equipo en la ciudad de Río Grande.

 

Los radares meteorológicos son usados muy frecuentemente para el monitoreo y la detección anticipada de los eventos extremos, a través del seguimiento en tiempo real del desarrollo de las condiciones. Desde el punto de vista ambiental e hidrológico tiene además múltiples aplicaciones, como la estimación precipitaciones que tienen una gran variabilidad natural siendo intermitente en espacio y tiempo.



Otra posibilidad importante es el seguimiento en tiempo real en época invernal de una tormenta o temporal de nieve. La información brindada por el radar permite a los organismos de seguridad ciudadana, de transporte, como también a los encargados del mantenimiento de la circulación vial, la posibilidad de determinar planes de contingencias, cierres de rutas u alguna otra medida que mejore la seguridad y proteja a la población.

 

Los vientos fuertes y constantes ocurren regularmente y suelen causar problemas de infraestructura sobre tierra, complicar la navegación en lagos o en el mar, como también condicionar la aeronavegación. La información obtenida será un instrumento valioso para estas actividades tanto sea en ámbito público como en el privado.


 

Comentarios

Otras Noticias