Último momento

Fiscal confirmó que la joven hallada en Ayacucho no es Sofía Herrera

Según informó Clarín, el fiscal general de Dolores comunicó que el cotejo de huellas dactilares de la adolescente gitana 'dio negativo'. La propia madre de Sofía, María Elena Delgado, sostuvo previamente que 'no creía' que la joven gitana fuera su hija.
jueves, 20 de diciembre de 2018 · 17:36

El fiscal General de la ciudad de Dolores, Diego Escoda, precisó que el cotejo de huellas dactilares que se le tomaron a una joven que vivía junto a una familia gitana de la localidad de Ayacucho "dio negativo", por lo que esta adolescente no se trata de Sofía Herrera, la niña desaparecida en 2008 en el camping de Río Grande.

 

Tras los allanamientos diligenciados en dos domicilios de la citada localidad rural bonaerense durante esta jornada, los indicios apuntaron a una joven de entre 14 y 15 años, a raíz de un "notable parecido" con la infante fueguina.

 

Sumado a esto, se detectaron "irregularidades" en los documentos de la adolescente, por lo que se abrió una posibilidad de que pudiera estar vinculada a la niña riograndense, y se la puso a resguardo de la familia con la cual residía, para realizarle estudios de rigor.

 

No obstante esto y según publicó Clarín momentos atrás, el fiscal interviniente dio por tierra con las esperanzas de todo Tierra del Fuego y el país, habida cuenta que, sumado al tema de las huellas, la familia en cuestión "tenía papeles que acreditaban efectivamente la guarda de la nena desde 2004", es decir, cuatro años antes de la última noticia conocida de Sofía.

 

En este sentido, la propia madre de Sofía, María Elena Delgado, declaró a la prensa que "no creía" que esta menor gitana fuera su hija, además de aclarar que ya la había visto hace un tiempo, precisamente por el parecido que tenía con Sofía. Esto último llamó notablemente la atención, ya que momentos antes su abogado, el Dr. Francisco Ibarra, había manifestado que estaban "sumamente expectantes". 

 

Se cierra de esta manera otro capítulo negro en la causa, y un nuevo golpe a la ilusión sobre qué es lo que realmente sucedió con la pequeña riograndense, aquel fatídico día de septiembre de 2008.

 

 

Comentarios