RÍO GRANDE

Municipio llevó programa de “Gestión Menstrual” a los colegios y clubes de la ciudad

A través de “Disponete”, el gobierno comunal realizó la entrega de kits de gestión menstrual en distintas instituciones de la ciudad, con el objetivo de “construir entornos positivos y respetuosos respecto al ciclo menstrual, para que este sea un período libre de estigmas, y garantizar el acceso igualitario a los productos de Gestión Menstrual”.
martes, 5 de julio de 2022 · 09:50

La Secretaría de la Mujer, Género y Diversidad, de la Municipalidad De Río Grande realizó la entrega e instalación de los Kits del Programa Municipal de Gestión Menstrual "Disponete" en instituciones educativas y en clubes Deportivos de la ciudad.

La iniciativa tiene por objeto “garantizar el acceso igualitario a los productos de Gestión Menstrual en las diferentes instituciones educativas de nivel secundario, terciario y universitario; como así también en clubes deportivos”, señalaron desde el área comunal mencionada.

Otro de los objetivos de la propuesta es “que las personas menstruantes tengan acceso a información adecuada en torno a la Salud Menstrual, posibilitando así la prevención y detección temprana de patologías ginecológicas”.

Según se indicó desde el Municipio, al momento, “ya se entregaron e instalaron Kits de Gestión Menstrual en 20 instituciones educativas, 10 clubes deportivos y en distintas dependencias municipales”.

“Los Kits consisten en un botiquín con productos de gestión menstrual, tales como toallitas descartables, protectores diarios y tampones, en pos de generar espacios amigables, higiénicos y adecuados para gestionar la menstruación”, precisaron.

Además destacaron que dentro del Programa Municipal de Gestión Menstrual “Disponete” se brindan distintos talleres destinados a toda la comunidad, para tratar sobre la salud ginecológica, la prevención, la erradicación del estigma sobre un proceso natural; y la promoción de productos de gestión menstrual sustentables.

“Disponete” reconoce que la menstruación “es un gasto de primera necesidad que no es optativo para las personas menstruantes, lo que la transforma en un factor más de desigualdad; y surgió con la premisa de que es necesario avanzar en políticas públicas que garanticen el tratamiento de la menstruación, bajo un enfoque integral, libre de prejuicios y tabúes, centrado en la salud, en el cuidado y el autoconocimiento”.

Comentarios