“LAS REACCIONES SON EXACERBADAS”, EXPLICÓ LA VETERINARIA LUISO

Como afecta la pirotecnia a los animales

La veterinaria Alexandra Luiso explicó que “los perros tienen un oído sumamente sensible y no comprenden de dónde vienen estas explosiones. Las reacciones son exacerbadas y la gente que utiliza pirotecnia no lo tiene en cuenta ni le importa”.
jueves, 26 de diciembre de 2013 · 16:10
Durante las fiestas navideñas o fin de año, los perros y los gatos huyen a esconderse o cobijarse en algún rincón de la casa en busca de un lugar seguro, tranquilo, debido a que los ruidos provocados por la pirotecnia, hacen que se pongan nerviosos, se asusten y sufran.

Esto se debe a que los animales domésticos poseen un oído muy perceptivo. En este sentido la veterinaria Alexandra Luiso explicó que "los perros tienen un oído sumamente sensible y no comprenden de dónde vienen estas explosiones. Las reacciones son exacerbadas y la gente que utiliza pirotecnia no lo tiene en cuenta ni le importa”.

En los canes, los altos niveles de ruido, se traduce en  "ansiedad, taquicardia y se pueden autotraumatizar al intentar escapar”, dijo la doctora en Radio Provincia. En este sentido ejemplificó diciendo que hay casos en que "terminan rompiendo el cerco del lugar donde viven, se escapan y terminan siendo atropellados”.

De administrar alguna droga para evitar estas reacciones, para Luiso "no es una cosa sencilla” por lo cual aconseja que se consulten con el veterinario de cabecera ya que hay medicación que produce una especie de depresión "queda como dopado y sientan pánico de todas maneras”. Sostuvo que se deben usar "efectos ansiolíticos” porque "si es un animal que sufre mucho”, doparlo no sirve de nada.

Con aquellos perros más grande, indicó que reacciona con ansiedad, taquicardia o pueden llegar a escaparse a lugares alejados de su vivienda. "Lo que se recomienda es hacer un tratamiento de homeoterapia, pero no en el día de situación de estres, sino días antes, es un tratamiento que debe empezar por encerrarlos en un lugar cálido con música tenue, si es posible con un ventilador para que le de aire, correr o sacar todos los objetos que pueden llegar a tirar o romper”.

Recordó que estos temas "se debe hablar con el veterinario de cabecera porque hay que manejarlo y armar un plan estratégico que funcione porque cada animal es distinto”.

Comentarios