Sigue la polémica por la erradicación

CADIC: "Buscamos reducir el tiempo de sufrimiento del castor"

Desde el Centro de Investigaciones Científicas afirmaron que las trampas, que ya se están utilizando para capturar castores en la provincia, “son las más igualitarias”. El biólogo Adrian Schiavini brindó detalles acerca de la reunión que se realizó con la ARAF por la cuestión y dijo que, aunque no se llegó a un acuerdo, se gestó “una buena discusión”.
jueves, 24 de noviembre de 2016 · 11:42
Miembros de la Asociación Amigos del Reino Animal Fueguino (ARAF) y el Centro Austral de Investigaciones Científicas (CADIC) mantuvieron un encuentro -este lunes- en la capital fueguina, con miras a evaluar las distintas posturas sobre la "polémica” iniciativa de erradicar al castor de Tierra del Fuego, cuyo plan piloto ya está en marcha desde el 1° de noviembre.
 

Adrián Schiavini, biólogo del CADIC y uno de los impulsores del plan, manifestó  -en declaraciones radiales- que "la discusión fue buena”, pero puso en duda ciertas cuestiones planteadas por los defensores de los derechos de los animales, como alternativa a la matanza indiscriminada del roedor.
 

"Si ellos encontraran una manera práctica, segura y extensible de controlar la natalidad de los animales me gustaría conocerla”, afirmó el profesional, en base a una propuesta de ARAF de "esterilizar” a los castores.
 

"Para eso tendríamos que esterilizar el 100 por ciento de su población, es poco viable”, argumentó Schiavini. 
 

En tanto, el científico indicó que "aun es prematuro” evaluar resultados del plan piloto de erradicación, que se realiza en áreas circundantes al río Esmeralda y cuencas vecinas, y dio una explicación sobre él método que se está aplicando para "retirar” a los animales de la zona.
 

"Las herramientas que estamos utilizando son las trampas que se utilizan originalmente en Norteamérica y Europa para matar animales con el objeto de vender pieles. Los mercados peleteros exigen que el sacrificio de los animales sea bajo determinados estándares y las trampas que utilizamos cumplen esos estándares”, analizó Schiavini.
 

En ese sentido, el biólogo puntualizó que, actualmente, hay 180 trampas que son empleadas por cazadores en el área mencionada, e insistió en exponer su eficacia, ya que "se pueden reutilizar por años”.
 

"Son las más ‘igualitarias’, ya que reducen el tiempo de sufrimiento al tiempo análogo que sufriría un castor al ser atrapado por un lobo o un oso”, aseveró.
 

Por último, Schiavini precisó que "tanto Argentina como Chile tienen la necesidad de probar si es posible erradicar el castor de pequeñas áreas”, para posteriormente pensar, si todo sale bien, en su "erradicación definitiva".
 

"Queremos demostrar que si sacamos al castor de Tierra del Fuego el ambiente mejorará, porque si no, tenemos que pensar seriamente si vale la pena realizar la ardua tarea de "retirar” a todos los animales”, concluyó.

Galería de fotos

Comentarios

Otras Noticias