OBRAS QUE NUNCA SE REALIZARON

SEDRONAR: un negocio millonario con Intendentes y Camporistas

El ex titular Juan Carlos Molina financió obras a varios municipios y ONGs que nunca terminaron, afirma un informe de lapoliticaonline.com . En Ushuaia ya ha hecho declaraciones el Concejal Juan Carlos Pino F.P.V, y expresó 'es el Intendente Walter Vuoto quien debe dar explicaciones'. VER NOTA APARTE
miércoles, 20 de abril de 2016 · 09:55
Además de luchar contra el narcotráfico y las adicciones, la Sedronar funcionó como una jugosa caja para intendentes y camporistas, envueltos en un millonario negociado que detectaron las actuales autoridades del organismo nacional.Macri tiene de funcionario a un ex titular del Sedronar de Cristina denunciado por corrupción

El cura Juan Carlos Molina, ex titular de la Sedronar, transfirió durante fines de 2014 y 2015 decenas de millones de pesos a distintas ONGs y municipios para obras que nunca se hicieron, de acuerdo con la información que brindaron a LPO desde la actual gestión del organismo.Las modalidades de los convenios variaban según el caso, en algunos era el propio intendente quien cogestionaba los CET (Casa educativa Terapéutica) o los Cepla (Centros Preventivos Locales de Adicciones); en otros, la Sedronar se vinculaba con una ONG local.

En todos los casos está involucrado Julio de Vido, ya que el dinero bajaba del Ministerio de Planificación que conducía el actual diputado, como puede verse en los carteles que anunciaban las obras.En Quilmes, la Sedronar le bajó a la ONG Hijos de Fierro 3,6 millones para la construcción de un Cepla, cuya ejecución de obra es de un 10%. Esta asociación civil está vinculada a Mayra Mendoza a través del ex concejal Roberto Gaudio.

El convenio estipulaba una transferencia total de 7,5 millones.En José C. Paz, el convenio que firmó Molina con el ex intendente Carlos Urquiaga fue para construir un CET. La actual Sedronar cuenta con una orden de pago a la que accedió este medio y que comprueba el giro de 3,5 millones a una cuenta que puso el municipio, en dos cuotas de 1,7 millones el 20 de enero de 2015 y de 1,8 millones una semana después.  

La millonaria obra inconclusa en José C. Paz A más de un año de la transferencia del dinero, el avance del proyecto en José C. Paz es del 18%, según figura en el certificado de obra, pero cualquiera que recorra el predio podrá ver que se trata de apenas una hilera de ladrillos. Concejales de Cambiemos estuvieron allí con funcionarios de la Sedronar, en donde pudieron profundizar el caso.

"En estos dos primeros meses al frente de la Secretaría hemos ido detectando diversas irregularidades en materia de planificación y construcción de dispositivos territoriales de prevención y asistencia. En estos momentos nos encontramos auditando casos por caso, controlando la correcta ejecución presupuestaria del dinero que se giró oportunamente a las contrapartes, y evaluando los cursos de acción a adoptar”, dijo una fuente de Sedronar a LPO.En Moreno, se transfirieron 4 millones al municipio que gobernaba el derrotado cacique Mariano West para la construcción de un Cepla, y otros 4 millones para levantar un CET.

En ambos casos el avance de la obra es igual a cero, según los actuales registros del organismo.Una unidad básica en lugar de una casa de Sedronar.En San Miguel, el Cepla que se construyó en el barrio Santa Brígida funcionaba como una unidad básica de Nuevo Encuentro, cuando debía ser una "casa terapéutica". Las actuales autoridades de la Sedronar se encontraron con diez personas contratadas para cuidar de la UB sabbatellista.

"En todo el país son pocos los casos en los que se ha llegado a la finalización de obra, quizá apenas 5 casos que se hayan terminado al cien por cien y estén funcionando”, comentó la autoridad del organismo, con estupor por el tremendo escándalo de desvío de fondos.El caso de José C. Paz es uno de los más emblemáticos. Molina y Urquiaga acordaron el desembolso de 11 millones, hubo un primer giro de 3,5 millones y la obra no está. Para colmo, no hubo licitación. La hizo el propio municipio con materiales del polo productivo local, cuyos insumos vienen de Nación. 

En abril de 2015 habían empezado la obra, con un tiempo estimado de 5 a 8 meses.Ya en 2014, LPO había adelantado que La Cámpora empezaba a apoderarse de los centros de prevención del cura Molina, muchos de los cuales no llegaron a terminarse y empezarán a salir a la luz con las auditorías de la nueva administración.

Comentarios

Otras Noticias