Tras derrumbe de anoche en obra de Ushuaia

Ingeniero: "Lo que colapsó es sólo el 3% de un 98 ya construído"

Juan Avellaneda se explayó acerca del desmoronamiento de un muro de contención ocurrido ayer en Lugones al 1700, y enfatizó que la prioridad por estos momentos radica en 'preservar el talud', para que las casas linderas no tengan problemas. Precisó que los testeos realizados hace un mes en este obrador arrojaron resultados 'excepcionales'.
miércoles, 19 de junio de 2019 · 11:19

El ingeniero Juan Antonio Avellaneda, de la Dirección de Infraestructura del Superior Tribunal de Justicia, sostuvo que los estudios de suelo realizados en el lugar donde se lleva adelante la obra para el nuevo edificio indicaron que es "de muy buena calidad", por lo que se está evaluando qué es lo que ocurrió tras el colapso -anoche- del muro de contención, que elevó la preocupación de varios residentes del lugar.

 

"Tenemos una idea preliminar, y es que esto ocurrió por la confluencia de dos o tres factores. Esta porción de muro que se desmoronó es apenas el 3 de un 98 por ciento que está construído. Para llevarle tranquilidad a la población; desde hace un año y medio trabajamos con este sistema", precisó el profesional, en diálogo esta mañana con FM Centro.

 

En este sentido, Avellaneda indicó que se realizan "visitas constantes" en la obra emplazada sobre Leopoldo Lugones al 1700 -a razón de dos o tres veces por semana- para controlar su evolución, además de propiciarse reuniones con contratistas, electricistas, sanitaristas y demás personal abocado a la edificación de la misma.

 

"No habíamos tenido ningun problema hasta ahora; esto que colapsó ayer era el último tramo de 4 x 3 metros de toda la tabiquería. El último procedimiento para testeos de suelo fue hace un mes, y arrojó resutados excepcionales", garantizó.

 

Para finalizar, el ingeniero intentó llevar tranquilidad a quienes residen en el mismo sector donde se produjo el derrumbe, y agregó que en este momento la prioridad es "presevar el talud como está", para no correr riesgos y que las casas linderas no tengan ningún tipo de problema. 


"Afortunadamente, la casa de la familia Henninger tiene fundaciones muy profundas a la altura de donde colapsó el muro. Recorrí la vivienda completa, y en principio no encontré fisuras ni señales de que el movimiento la haya afectado. Hicimos estudios de suelo para proyectar esta obra y es de muy buena calidad; tiene algunos manchones con suelo de relleno. Evaluamos qué fue lo que pasó verdaderamente", concluyó.

 

Galería de fotos

Comentarios