USHUAIA

Mujeres emprendedoras encuentran salida laboral tras convenio con grupo New San

Se trata de personas de distintas edades -incluidas adolescentes y de la tercera edad- que están agrupadas en la Fundación “Mujeres emprendedoras de Tierra del Fuego” quienes realizan la tarea de acondicionar indumentaria técnica que no era utilizada por problemas de talle, para que el personal de la compañía industrial la pueda usar sin inconvenientes.
lunes, 10 de febrero de 2020 · 12:38

Gracias a la firma de un convenio con el grupo New San, un grupo de mujeres denominado “Mujeres emprendedoras de Tierra del Fuego” pueden llevar adelante una actividad laboral que le permite “salir adelante y comprender que el trabajo dignifica y que todas podemos salir adelante”, según señaló la presidente de la Fundación que las nuclea, Patricia Salinas.

En virtud de que dos veces por año la compañía industrial debe renovar la indumentaria laboral y de que le fue quedando un remanente importante  de talles grandes que no podían utilizar, los directivos de New San tomaron contacto con el grupo de mujerses mencionado.

Así surgió la posibilidad de un acuerdo mediante el cual ellas podían refaccionar y modificar los tales, achicándolos para que a la empresa le sea de utilidad, según explicó la jefa de Recursos Humanos de New San, Mirta Weiss.

“Este trabajo ha ayudado un montón, no solamente a las madres sino también a las hijas adolescentes de ese grupo, que comenzaron a hacer su trabajo”, manifestó, para aseverar luego que “a nosotras nos emociona mucho el haber logrado un acuerdo con ellas porque vemos que a través de esta acción, que recién empieza, tienen una proyección de vida nueva”.

Haciéndose eco de lo que las “Mujeres emprendedoras” dicen, Weiss subrayó que las integrantes de dicha agrupación “encontraron algo que les cambio la vida porque encontraron un rumbo y se levantan con nuevas iniciativas, nuevas ganas y nuevas fuerzas; además de que pueden contribuir en el sustento de su hogar”.

“Así que queremos seguir en este camino, ayudando con acciones que queden en nuestra comunidad”, adelantó la funcionaria de New San.

Todo “un orgullo”

Tras señalar que “no conocía la historia”, la empleada de New San, Adriana González, aseveró que para ella “es un orgullo llevar puesto un uniforme de trabajo que fue arreglado por un grupo de mujeres emprendedoras que hizo un vínculo con la empresa”.

Además coincidió en que dicho vínculo “les permitió tener un ingreso económico para el hogar, además de sentirse útiles y valoradas”.

La integrante de la FMETDF, Graciela Maidana, expresó a su turno que si bien “hemos caminado un largo trecho, hace dos años estamos como fundación y tenemos el objetivo principal de salir adelante con un trabajo, como emprendedoras”.

“Si bien este trabajo es muy importante económicamente para muchas de nosotras, para mí lo es también en otro sentido porque soy una mujer grande y seguir trabajando me hace sentir bien y joven; así que me gustaría que otras mujeres que tienen mi edad o un poco menos, y saben coser, se acerquen porque es una forma de sentirse útil, dinámica”, expresó a su turno Elda Vallauri.

Victoria Córdoba contó a su turno que “tuve la posibilidad de crecer como mujer emprendedora, afianzarme y poder cumplir mis sueños, además de contribuir con la economía de mi casa”.

Comentarios

Otras Noticias