Capital de las Islas Malvinas

Ushuaia conmemoró el 40° aniversario de la guerra de Malvinas con lluvia, frío y gran emoción

Este 2 de abril, y a 40 años del inicio de la guerra de Malvinas, Ushuaia conmemoró a los excombatientes y caídos en la guerra. Participaron del acto central el gobernador de Tierra del Fuego, Gustavo Melella y el intendente de Ushuaia, Walter Vuoto.
sábado, 2 de abril de 2022 · 20:59

El 40º aniversario del inicio de la guerra de Malvinas se conmemoró este en la ciudad de Ushuaia, capital de las islas reclamadas al Reino Unido, con un acto multitudinario y atravesado por momentos de emoción que se llevó a cabo en un clima frío, bajo una lluvia persistente y con temperaturas cercanas a cero grados.


La ceremonia que se realizó a orillas del canal de Beagle, junto al Monumento a los Caídos en el conflicto bélico de 1982, puso fin a una serie de actividades desarrolladas en Tierra del Fuego durante las últimas semanas, destinadas a homenajear a los ex combatientes y a reivindicar la soberanía argentina sobre el archipiélago.


El acto fue presidido por el gobernador Gustavo Melella, a quien acompañaron el intendente de Ushuaia, Walter Vuoto, y otras autoridades provinciales.


También estuvieron la ministra de Salud Carla Vizzotti, en representación del Ejecutivo Nacional, y otros dirigentes como el gobernador de Jujuy, Gerardo Morales, y el diputado mendocino Julio Cobos.


En su discurso ante cientos de concurrentes, Melella le reclamó al Reino Unido que "deje de ser, todavía hoy, aquel país que representa al mayor colonialismo en el mundo".


El mandatario fueguino sostuvo que "hoy el mundo se expresa contra la invasión de un país a otro (por la situación de Rusia y Ucrania). Todos repudiamos la guerra, desde el lugar ideológico que estemos, pero creemos que con esa misma fuerza, todos los hombres y mujeres de paz, todas las naciones del mundo, deben condenar el colonialismo que todavía hoy persiste", exhortó.


"Si queremos la paz la tenemos que defender siempre. Y nosotros la defendemos aquí en el sur, pero denunciando el colonialismo en Malvinas", subrayó el gobernador.


Por su parte, el intendente Vuoto coincidió en que Malvinas constituye "uno de los últimos enclaves del colonialismo" y aseguró que la presencia militar británica en el archipiélago constituye una prueba de cómo "el poder de fuego de un imperio puede convertir en escombros los derechos soberanos de un pueblo".


El jefe comunal agregó que, luego de cuatro décadas, el reclamo por la soberanía de las islas Malvinas "sigue teniendo la misma intensidad" y les agradeció a los excombatientes por "haber malvinizado a una generación" y "haber logrado instalar en los más chicos el mandato de recuperación de las islas".


"Soy parte de la generación malvinizada por nuestros combatientes eternos, que no paran nunca de combatir. No se trata del reclamo de un partido o de un Gobierno. Después de 40 años, la soberanía no se mancha", remarcó Vuoto.


En tanto, el titular del Centro de Ex Combatientes de Malvinas en Ushuaia, Conrado Zamora, les pidió a las autoridades nacionales, actuales y futuras, no otorgar concesiones para la explotación de recursos naturales a empresas de origen británico, porque "es hora de tocarles el bolsillo para que entiendan la necesidad de negociar la soberanía de las Malvinas por vía diplomática, tal como viene repitiendo la Organización de las Naciones Unidas (ONU)", propuso.


En el mismo sentido, el veterano exigió a la clase dirigente "dar de baja los acuerdos de Madrid y el acuerdo Foradori-Duncan, que no han favorecido para nada los intereses nacionales".


"Aquí en Tierra del Fuego vivimos Malvinas todo el año. Que lo sepa el Reino Unido. No somos colonia de nadie. La generación Malvinas va a seguir", concluyó el excombatiente.


El acto central en Ushuaia tuvo un momento de mucha emoción cuando las autoridades provinciales y la ministra Vizzotti le entregaron un reconocimiento a Thiago Huenchillán, el niño chubutense de 8 años convertido en un símbolo de la lucha por la soberanía de Malvinas.


Thiago es el alumno de tercer grado de la escuela Nº 126 de Comodoro Rivadavia, Chubut, que el año pasado discutió con su maestra durante una clase por Zoom, porque la docente pretendía inculcarle que las Malvinas "no son argentinas", dado que "están en poder de los ingleses".


El chico le replicó que "las islas sí son argentinas" y argumentó que los alumnos deberían tener en sus guardapolvos una imagen del archipiélago, como él lo hacía.


El incidente traspasó el ámbito educativo y motivó que hasta excombatientes de la provincia se acercaran para felicitarlo y regalarle una bandera.


Por su parte, en Tierra del Fuego un grupo de diputados provinciales impulsó la llamada "Ley Thiago" que, con el número 1390, fue sancionada el 18 de noviembre de 2021.


La norma instauró la obligatoriedad del uso de un bordado con el contorno de las Islas Malvinas en los guardapolvos de todos los estudiantes en los niveles de instancia obligatoria, ya sea públicos como privados, y se implementó a partir del ciclo lectivo 2022.
A raíz de ello, las autoridades fueguinas invitaron a Tierra del Fuego a Thiago y a su familia directa, compuesta por sus padres y sus dos hermanas, para premiarlo durante la ceremonia del 2 de abril.


Los funcionarios también inauguraron hoy en Ushuaia la "Cápsula del tiempo", un monumento que resguardará bajo tierra decenas de cartas con testimonios de excombatientes y familiares hasta 2082, o hasta que las islas sean recuperadas, si ello sucede con anterioridad.


Durante el acto se distinguió a veteranos de guerra de todo el país, y se arrojaron flores al Canal de Beagle, como un homenaje a los excombatientes que cayeron durante el conflicto de cuyo inicio se cumplieron hoy cuatro décadas.

Comentarios

Otras Noticias