"A una persona mayor se la comen", alertó

Caminaba por una calle de Ushuaia y fue abordado por una jauría: "Fueron 5 minutos eternos"

El damnificado relató que todo ocurrió cuando eran casi las 6 de la tarde a la altura del barrio San Vicente, una zona de peligro latente por los numerosos ataques de fieras sueltas que se reportan en los últimos años. "Había un montón de pibitos jugando, los perros se me tiraron encima, esto es un peligro para cualquiera", advirtió.
viernes, 13 de enero de 2023 · 13:33

La problemática de los canes sueltos en Ushuaia sumó horas atrás un nuevo episodio, luego de que un residente local fuera perseguido y amenazado por un grupo de perros en la vía pública. Debió defenderse por su cuenta con lo que tenía a mano, para evitar un ataque que podría haber culminado con serias consecuencias.

 

"Fue el miércoles, serían como las 6 de la tarde. Yo iba caminando y tuve que dar la vuelta porque antes estaba la escalera que uno bajaba y que daba a la Escuela 15, ahora no está más. Mínimo eran tres perros, dos negros, me abordaron en la placita de Balbín, justo ahí fue", narró Juan Carlos Torres al aire al programa "El Angel De la Radio" por FM Espectáculo.

 

En este sentido, el vecino contó que "me seguían ladrando, me saqué la mochila y traté de defenderme porque uno de los perros se me venía encima", y aportó una información preocupante, al indicar que "había un montón de pibitos jugando" en el lugar, con el riesgo de tener una jauría pululando a pocos metros.

 

 

"Había un hombre bastante grande y no le quise decir nada, tampoco voy a perder la postura. Yo no sé quien es esta persona, intuyo sería el dueño porque les hizo señas a los perros, no sé qué les grito y los perros medio que se tiraron para atrás. Pero me siguieron más o menos media cuadra más hasta Rucci, fueron cinco minutos eternos", expresó.

 

Como si esto no fuera poco, Torres relató que acarrea un problema en la visión, lo cual lo dejaba en desventaja al momento de defenderse de estas fieras: "Yo soy miope, la vista se me cruza y ya no veo, tengo que esperar que se me acomode el ojo para poder volver a ver. Si en ese momento por ahí el perro se me tira encima, yo no lo veo y me podría haber mordido", precisó.


"Es un peligro para mí y para cualquier otra persona. A un adulto o alguien con problemas de movilidad, el perro se lo come", advirtió el hombre.

Galería de fotos

Comentarios