Crisis e impacto tras derogación de la Ley

Alquileres en Ushuaia imposibles: solo para ingresar hay que pagar más de $1,5 millones

Desde la Asociación 'Que Nos Escuchen' actualizaron a InfoFueguina que en febrero los alquileres tuvieron un incremento del 48%, y que una casa de tres ambientes ronda entre $700.000 y $1.000.000 por mes.
lunes, 4 de marzo de 2024 · 13:24

Tras la derogación de Ley de Alquileres que se encontraba vigente desde 2020, los ciudadanos que alquilan esperaban con ansias un alivio. En Tierra del Fuego, sin embargo, la problemática se ve agravada, en un contexto nacional todavía altamente inflacionario que repercute directamente en la posibilidad del acceso a la vivienda. 

 

Sumado a la derogación de la polémica Ley -a través del DNU 70/2023 firmado por el presidente Javier Milei- y en vigencia desde el 29 de diciembre pasado, el primer impacto se vio en enero de este año. Ushuaia no está exenta de dicha situación. 

 

Desde la Asociación Civil de Difusión y Acción de Inquilinos "Que Nos Escuchen", señalaron que los alquileres en Ushuaia tuvieron en febrero un incremento del 48%, un departamento de dos ambientes ronda mensualmente entre los $600.000 y $700.000, una casa de tres ambientes entre $700.000 y $1.000.000 y atribuyen este “impacto significativo” a la derogación de esta normativa.

 

“Por ejemplo, un monoambiente que en enero costaba $320.000 hoy cuesta 470.000. Así como hay dueños directos que cada 15 días modifican el precio de su inmueble en alquiler”, expuso Federico Duarte, referente de Que Nos Escuchen, en declaraciones con InfoFueguina.

 

No obstante, agregó que “los requisitos actuales para ingresar a una vivienda varían”, pero que en promedio solicitan “un pago inicial cercano a $1.610.000 que incluye el mes de adelanto, mes de depósito y la comisión inmobiliaria”.

 

 

También alertó que incluso "hay inmobiliarias que piden que el mes de depósito, la comisión, los gastos administrativos y de sellados del contrato, sean abonados en Dólares”.

 

Tras ser consultado sobre la posibilidad de que la derogación de la Ley haya tenido alguna ventaja para los inquilinos fueguinos, Duarte respondió que “no ha resultado beneficiosa para los inquilinos”, debido a que desde su perspectiva “anteriormente los contratos de alquiler se extendían por tres años, lo que ofrecía estabilidad y previsibilidad a los inquilinos”. 

 

Sin embargo ahora con los aumentos más frecuentes, y la incertidumbre en la duración de los contratos, dificultan al inquilino su planificación financiera/residencial”, advirtió.

 

Finalmente, detalló que “existe una disparidad significativa entre los precios de los alquileres y los salarios en la provincia”, producto de que los “alquileres consumen una gran parte del ingreso mensual promedio y los sueldos a menudo son insuficientes para cubrir los gastos básicos”.

 

“Muchos inquilinos enfrentan dificultades para llegar a fin de mes, recurriendo a trabajos secundarios a costa de su salud para poder tener un mejor margen de dinero disponible”, concluyó.

Comentarios