Una madre y desgarrador pedido de justicia

No cesa el dolor y la consternación en Ushuaia por la muerte de Pablo Sanfelippo: “Me arrebataron a mi hijo”

Luego del trágico hecho que conmocionó a la ciudad el domingo de pascua, su madre brindó un desgarrador testimonio en declaraciones radiales y ratificó el pedido de justicia ante el inicio de la investigación judicial.
miércoles, 3 de abril de 2024 · 09:57

Continúa la tristeza en Ushuaia a raíz de la muerte de Pablo Sanfelippo, el motociclista de 30 años que falleció el domingo pasado en un accidente vial luego de ser embestido por un conductor en estado de ebriedad, y su familia insiste en que se haga justicia tras el inicio de la investigación judicial.

 

La madre de Pablo, María Laura Sanfelippo, brindó un desgarrador testimonio esta mañana y expresó: “estoy destrozada, partida en veinte, porque me sacaron a un hijo”. 

 

“Pablo estaba tan feliz, llegando a dos cuadras de su trabajo. Era su último día porque terminaba el contrato, pero estaba feliz. Él tenía que estar arriba de un avión y no en la morgue. Me lo arrebataron a mi, a su hija y a toda su familia”, lamentó hoy en diálogo con "El Cronista Urbano" por Radio Provincia.

 

 

 

María Laura también habló sobre el velatorio que se llevó a cabo el lunes en Ushuaia, donde asistieron sus familiares, amigos y compañeros de trabajo para despedirlo y aseguró que “me demostraron que lo amaban”, por eso pide "justicia por mi hijo, por mi, por mi nieta y por todas las personas que lo amaban”. 

 

“Les pido por favor a toda la comunidad de Ushuaia y de Río Grande que nos acompañen en estos días que son durísimos. Porque el juez tiene que dictaminar si esa persona queda libre o presa. Este asesino me lo arrebató, se lo llevó para siempre y no me lo van a devolver nunca más. No voy a estar más con mi hijo, su hija no va a contar más con su papá, su familia y sus amigos tampoco”, agregó.

 

Con respecto a la investigación, confirmó que se encuentra asesorada por el abogado Jorge Hernández, quien “estuvo ayer en mi casa con toda mi familia y nos explicó paso a paso lo que tenemos que hacer”, a la espera de la determinación por parte de la justicia.

 

El juez hará lo que considere justo para que esta persona quede guardada ahí. Quiero que no vea el cielo, pero lamentablemente le pueden dar entre 12 y 14 años y no me parece justo. El tiene 24 años y a los 40 puede salir tranquilamente, pero mi hijo no va a salir nunca más de ese cajón. Ahora está el recuerdo hasta que la justicia dictamine y podamos terminar de hacer la cremación como corresponde”, detalló.

 

Galería de fotos

Comentarios