imágenes virales

Mirá la tortuga que lleva su "mundo real" a cuestas

Los biólogos confirmaron que el enorme peso de la capa de tierra no impide a la tortuga caminar normalmente.
jueves, 06 de diciembre de 2018 · 00:00

En Internet se hizo viral la curiosa foto de una tortuga que lleva sobre su caparazón una gruesa capa de tierra con vegetación, como si fuera un animal que lleva su mundo a cuestas.

La foto instantánea es real y fue registrada por Timothy Roth, profesor de psicología en Franklin & Marshall College (Lancaster, Pensilvania, EE.UU.).

Según explican, se trata de un ejemplar de tortuga mordedora ('Chelydra serpentina') y es uno de los reptiles que fueron investigados y seguidos mediante transmisores de radio por los biólogos y voluntarios de Task Force Turtle durante más de una década en el estado de Maryland.

Aaron R. Krochmal, profesor de biología en el Washington College y uno de los investigadores que iniciaron el proyecto Task Force Turtle, explicó que la tortuga acababa de salir a la superficie tras pasar más de dos semanas sumergida en la tierra fangosa de un lago que se había secado.

"En realidad no estábamos convencidos de que aún llevara sujeto el transmisor", dijo Krochmal. La mayoría de las otras tortugas se habían trasladado ya hacia sus hogares de invierno, y esta estaba enterrada profundamente, sin mostrar signos de emerger.

También pensaron que quizá el reptil había abandonado su guarida invernal pero se le había desprendido el transmisor. Sin embargo, en un momento dado el animal salió de su guarida de barro y empezó a caminar.

La tortuga, según Krochmal, pesa 6 kilogramos y el "mundo" que lleva sobre su caparazón mide 25 centímetros de grosor y pesa 8 kilogramos. Pero este enorme peso no le impidió caminar hasta su lugar de hibernación sin signos de esfuerzo extra, según los científicos.

Las tortugas siguen el mismo camino, año a año, desde sus territorios de verano hasta sus lugares de hibernación, compactos hoyos subterráneos en el lodo donde pueden esperar a que pase el frío. "Lo que creemos que es genial es que estos animales usan siempre el mismo agujero en el barro y vuelven cada año al mismo lugar exacto, y cuando digo el mismo lugar exacto me refiero al centímetro", afirmó Krochmal.

Comentarios