SAN FRANCISCO, CÓRDOBA

Alumnos crean un “climatizador” reciclando un lavarropas

Estudiantes secundarios crearon un climatizador para combatir al frío. La escuela no tiene gas natural y reciclando varios objetos se las ingeniaron para calefaccionar el laboratorio el pasado invierno.
Por 
viernes, 16 de octubre de 2015 · 09:38
Los alumnos del último año del Ipet N° 264 Teodoro Astegiano (en la ciudad de San Francisco, Córdoba) demostraron que a veces no hace falta tener un amplio presupuesto y herramientas de última generación para solucionar los problemas.

En algunos casos simplemente hay que poner en marcha la imaginación y aplicar los conocimientos para crear objetos que nos simplifiquen y mejoren nuestra calidad de vida. Ante la falta de gas natural en el establecimiento, los estudiantes junto a sus profesores del área de Tecnología inventaron un "climatizador” que les permitió en un primer momento calefaccionar el laboratorio y combatir las bajas temperaturas del pasado invierno.

Pero ahora, van por otra etapa y esperan adaptarlo para generar aire frío y refrigerar el ambiente templando los últimos días de clases que cada vez son más calurosos. El proyecto se llama "Del desperdicio al desarrollo tecnológico” y tiene como fin el reciclado de objetos para suplir la falta de elementos y combatir las implicancias climatológicas que en muchos casos perjudica el aprendizaje y condiciona la calidad educativa.

"El problema que tenemos en la escuela es que no hay gas natural y pensamos en un proyecto para solucionar esta carencia. En el invierno hace mucho frío en el laboratorio y el taller y con este aparato queremos revertir esta situación”, señaló José Castro, uno de los profesores.

En la búsqueda de un método de calefacción, los estudiantes contaron que pensaron como primera idea cortar un tacho y aplicar un proceso conocido por todos para templar espacios. Pero a la escuela les donaron un lavarropas y al desarmarlo se dieron cuenta que se podía reciclar y adaptarlo a sus necesidades.

"Este tipo de artefacto es el más electromecánico que hay en una casa porque tiene bombas, sensores y otras partes que se pueden trabajar”, apuntó el docente Los jóvenes precisaron que el motor del lavarropas lo usaron para otro ejercicio, pero el tacho y otras partes fueron destinados para el climatizador como así también el radiador de unos de los colectivos abandonados, que hace unos años donó el gobierno de Italia a esta ciudad para poner en marchar el sistema de transporte público de pasajeros y ahora fueron reemplazados por unidades más modernas.

Con respecto al proceso, los chicos explicaron que el sistema usa el tacho calentando el agua con la resistencia que trae para lavados calientes haciéndola circular con la bomba desagote. Luego el líquido pasa por el radiador del colectivo y de ahí vuelve al tacho. "Es un circuito cerrado de agua con un ventilador que saca el aire y lo hace circular por el ambiente”, detalló Javier Puga, otro de los docentes encargado del laboratorio.
Más de

Comentarios