Ushuaia
Río Grande
Tolhuin
°Malvinas

SÁB 16.12.2017 | 04:27 Hs.

"Es un oso, me inmovilizó", contó una víctima

Denunciaron a un cura por ataques sexuales a tres catequistas

Se trata de Mario Koessler, quien está acusado por las mujeres de varios abusos, en detrimento de su persona. 'Me miraba con ojos de hombre, no de cura', contó una mujer. Fue separado de su cargo por la autoridad religiosa.

Denunciaron a un cura por ataques sexuales a tres catequistas

Otro serio caso de abuso salpica a la Iglesia, esta vez, con un párroco de la localidad de San Isidro. "Es un hombre que tiene instintos que no sabe controlar", relató una de las víctimas.

Otro serio caso de abuso salpica a la Iglesia, esta vez, con un párroco de la localidad de San Isidro. "Es un hombre que tiene instintos que no sabe controlar", relató una de las víctimas.

Un párroco de la Diócesis del Municipio de San Isidro fue apartado de su cargo y quedó imputado por la justicia penal, al recibir una grave denuncia por parte de tres mujeres, quienes aseguran haber sido víctima de numerosos y desgarradores ataques de carácter sexual.

 

Según consignó la agencia Télam, las víctimas se tratarían de catequistas de la Parroquia San José, ubicada en aquel distrito del norte en el conurbano bonaerense, las cuales denunciaron a Mario Koessler (62), por haber perpetrado vejaciones dentro de su propio despacho, desde fines de 2014 hasta mediados de 2015.

 

Las mujeres tienen 39, 62 y 74 años y rompieron el silencio en los medios, donde relataron hechos por demás crudos y aberrantes, que habrían tenido que sufrir de parte del religioso, en clara desventaja física, al tratarse de un fornido hombre de 120 kilos.

 

"Me miraba con ojos de hombre, no de sacerdote. Tenía gestos al saludar que no eran normales en un cura. A mediados de 2015, sufrí un ataque concreto: Fui a hablar con él de abuso y, practicamente, salí yo abusada", narró Nidia, una de las víctimas, en diálogo con TN.

 

Lo que sigue en el relato, es aún peor. "Sentados frente a frente, nos levantamos. Él se levanta primero y en ese momento zac, me trinca. Yo iba con los brazos caídos a los costados del cuerpo. Me trinca con 120 kilos encima, contra 52. Imaginate: es un oso, me inmovilizó", narró con angustia.

 

En ese sentido, otra catequista afirmó que, como consecuencia del ataque que sufrió, adelgazó 6 (seis) kilos. "No podía dormir, no tenía ganas de comer, lloraba todo el día. El hombre tiene instintos que no sabe controlar", alertó. 

 

Como resultado de la denuncia elevada por las mujeres, el párroco fue apartado de cargo -a fines de noviembre- por el Obispado de San Isidro. Quedó imputado por la justicia penal y piden que sea llevado a juicio oral. La carátula es "abuso sexual agravado".

 

Comentarios

Otras Noticias

Cargar mas noticias

Tierra del Fuego // Argentina - Copyright 2015 · www.infofueguina.com