ADMINISTRACIÓN DE PARQUES NACIONALES

Destacan 30 años de presencia de guardaparques en la Antártida haciendo tareas de conservación

Parques Nacionales participa en proyectos de investigación científica de alcance internacional en un escenario natural de características únicas, donde el país plantó bandera a comienzos del siglo XX.
jueves, 21 de febrero de 2019 · 11:55

La Argentina es el primer país que envió guardaparques al área de conservación internacional más austral, a partir de la firma de un convenio entre la APN y la Dirección Nacional del Antártico (DNA), en 1990.

Desde hace casi treinta años, Parques Nacionales lleva adelante una selección por concurso de antecedentes por la que integrantes del Cuerpo de Guardaparques Nacionales participan en las campañas de verano e invernada en las Bases Antárticas Orcadas, Carlini (ex Jubany) y/o Esperanza, brindando así a los agentes de conservación la posibilidad de estar en contacto con una fauna particular, trabajar en condiciones climáticas y ambientales extremas y comprometerse en el marco de proyectos de investigación internacionales.

En este sentido, el pasado sábado un guardaparque nacional partió con destino a la Base Orcadas para participar de la Campaña 2019.

Se trata del agente Juan Garro, quien se encontraba desempeñando funciones en el Parque Nacional Nahuel Huapi, navegará entre dos y cuatro semanas a bordo del buque rompehielos ARA Almirante Irizar hacia la Antártida, donde realizará durante un año actividades de investigación y conservación, tales como nuevos censos de fauna, seguimiento del ciclo reproductivo de pingüinos, muestreos de plancton marino e instalación de cámaras trampa.

Haciendo historia en la Antártida

En 2017 la guardaparque Catalina Martínez se convirtió en la primera mujer en participar de una campaña anual.

Junto al guardaparque Pablo Sugliano llevaron a cabo las tareas propias del programa de Monitoreo Ambiental que el Instituto Antártico Argentino desarrolla en el marco de convenios internacionales de cooperación científica para detectar cambios en las poblaciones animales o alteraciones del ambiente.

En 2018, por primera vez fueron dos mujeres guardaparques las seleccionadas para la campaña larga, identificadas como Lorena Ojeda Gómez y Carina Rivas, quienes participaron en Orcadas en censos semanales de mamíferos y aves voladoras; estudios de dieta de pingüinos, gaviotas cocineras, cormoranes imperiales, eskúas y lobos marinos de dos pelos; recolección de plumas y censos de crías de las focas de Weddell y otras actividades orientadas a conocer el éxito reproductivo de los pingüinos y sus tendencias poblacionales con el objetivo de detectar cambios en el ecosistema antártico.

En 2019, el guardaparque Juan Garro zarpó desde el Puerto de Buenos Aires a bordo del buque rompehielos ARA Almirante Irizar para participar de la campaña anual.

 Desde el 16 de febrero el agente viaja acompañado por Nahuel Ravina, licenciado en Ciencias Ambientales (UBA), con quien conformará el equipo de trabajo que llevará adelante las distintas acciones de monitoreo ambiental para seguir conservando la vida, también, en el rincón más austral del planeta.

Comentarios