TRIBUNALES

Declaración de las víctimas complica la situación de los imputados

Se desarrolló la segunda jornada de juicio oral y público contra tres personas acusadas del delito de ??otentativa de homicidio???, ??odaños??? y ??olesiones???, en un hecho ocurrido en enero pasado, en la ciudad de Río Grande. Federico Arrúa, uno de los imputados, amplió su declaración indagatoria, haciéndose responsable de haberle dado un piedrazo a Enrique Núñez. Luego, fue el turno de declarar de la víctima, quien complicó la situación de los tres involucrados, e introdujo en el marco de los hechos a dos personas que no fueron investigadas hasta ahora.
miércoles, 03 de octubre de 2018 · 12:12

El Tribunal de Juicio Oral realizó ayer la segunda jornada de proceso, contra Federico Arrúa, Jorge Insfrán y Anahí Martínez; quienes se encuentran imputados del violento episodio ocurrido en la margen sur del río Grande, el 7 de enero pasado. El hecho tuvo como consecuencia la hospitalización de un hombre, con un importante golpe en la cabeza, que según se desprende de la causa fue producto de un piedrazo.

 

Previo a dar inicio a la rueda de declaraciones testimoniales, amplió su indagatoria Federico Arrúa, quien dio versión de lo ocurrido, a la vez que se responsabilizó de haber apedreado a Enrique Núñez, intentando así deslindar responsabilidades sobre su pareja y también sobre su primo.

 

Luego, brindó su declaración testimonial, Enrique Núñez, una de las víctimas de este violento suceso, quien reconoció a sus atacantes, pero también introdujo a otras dos personas, que no fueron investigadas. De hecho, las identificó con nombre y apellido, ya que refirió que son conocidos de su barrio. Se trata de Gastón Quiróz y María Martínez –hermana de la imputada-.

 

Núñez dijo que a lo largo de estos meses no había aportado estos datos a la Justicia por temor, y esperaba ser llamado para brindar los mismos. Situación que finalmente se dio en el marco del inicio del juicio oral y público.

 

La víctima también señaló que fue Arrúa quien, a una distancia de un metro y medio aproximadamente, le arrojó una pedrada en la cabeza y que tras ello perdió el conocimiento.

 

Dicha lesión a Núñez, le costó el trabajo ya que debió operarse en dos oportunidades, y presenta secuelas como mareos e inclusive lapsus de pérdida de memoria.

Fuente: Provincia 23

Comentarios