REUNIÓN CON EL EMBAJADOR

Oscar Martínez integra el Grupo de Parlamentarios Amigos de Cuba

Parlamentarios argentinos de varias organizaciones políticas ratificaron la amistad con Cuba y propusieron ideas para fortalecer los nexos bilaterales en el plano legislativo y otros campos. El diputado fueguino Oscar Martínez se incorporó como vocal y participó de una reunión con el embajador de la isla caribeña.
lunes, 23 de marzo de 2015 · 20:27
El Grupo de Parlamentarios Amigos (GPA) de Cuba confirmó en su primer encuentro de trabajo del año al diputado Carlos Heller, del partido Nuevo Encuentro, como su presidente, eligió como vicetitular a Ricardo Alfonsín, de la Unión Cívica Radical, y recibió al embajador cubano, Orestes Pérez; en una reunión donde el diputado fueguino del Movimiento Solidario Popular fue incorporado como vocal.

Integran el Grupo de Parlamentarios Amigos de Cuba 18 legisladores de siete agrupaciones políticas: Frente para la Victoria (8), Nuevo Encuentro (3), UCR (2), y un representante por Libres del Sur, Unidad Popular, Movimiento Solidario Popular de Tierra del Fuego, Frente Cívico por Santiago del Estero y Frente Renovador.

Este Grupo tiene el objetivo –según explicó su presidente en declaraciones a la agencia Prensa Latina- de "promover vías para mejorar los nexos bilaterales no solo en el ámbito legislativo, sino también en otros campos de las relaciones entre los dos países”.

Por su parte, el embajador cubano se refirió a aspectos de la actualidad cubana, en especial abordó a petición de los diputados las conversaciones con Estados Unidos para restablecer los vínculos diplomáticos, proceso que dijo será largo y lento por la cantidad de diferencias acumuladas.

Señaló que de esa decisión se obtuvo la liberación y regreso a casa de los tres antiterroristas cubanos que quedaban injustamente presos en cárceles norteamericanas, lo cual fue un logro relevante para el pueblo, pero fue relegado por la gran prensa internacional.

Puntualizó Pérez que Washington aceptó dialogar sobre la base del respeto a la soberanía e independencia de ambas partes y según la Convención de Ginebra que rige la diplomacia.

Y, sobre todo, admitió el fracaso de la política de confrontación y bloqueo que mantuvo durante más de 50 años, agregó.

Sin embargo, apuntó, el restablecimiento de los nexos diplomáticos no significa la normalización de las relaciones pues todavía persiste el bloqueo económico, comercial y financiero que sigue lacerando al pueblo cubano.

En ese sentido, recordó que en días recientes, cuando las partes se disponían a iniciar el diálogo, el gobierno norteamericano impuso una multa de casi dos mil millones de dólares a un banco alemán por realizar transacciones con la isla.

Aclaró que estas conversaciones no deben interpretarse como una renuncia de Cuba a los principios que han regido su política exterior de luchar por la autodeterminación de los pueblos, la no injerencia, la paz y las causas nobles como la integración y la solidaridad con los pueblos latinoamericanos.

Reiteró la posición cubana de apoyar absoluta e incondicionalmente al pueblo y gobierno de Venezuela ante la nueva escalada de hostilidad del gobierno estadounidense.

El embajador lanzó la idea de que una delegación de legisladores argentinos visite Cuba y sus pares cubanos reciproquen para incrementar los nexos legislativos, y llamó a sistematizar estos encuentros e intercambios.

Por su parte, el diputado Oscar Martínez destacó la importancia de integrar este grupo de parlamentarios "como una forma más de estar junto al heroico pueblo cubano, que viene sosteniendo un régimen donde la solidaridad y la dignidad fueron los pilares fundamentales para avanzar en la construcción del socialismo”.

Comentarios