Apuntó contra el Municipio

Bertotto: “El servicio de agua potable es un descontrol”

El edil capitalino volvió a replicar las numerosas quejas de vecinos de Andorra, y expuso las serias falencias en cuanto a la distribución de este recurso básico y primordial en aquel sector. Demandó un trabajo más "prolijo" y un plan de repartición de agua al Ejecutivo Municipal.
martes, 30 de enero de 2018 · 21:00

El concejal Tomás Bertotto (PRO) afirmó que el servicio de agua potable en algunos sectores de la ciudad de Ushuaia es "un descontrol”, y señaló que es necesario llevar adelante "un trabajo más prolijo", para abastecer la demanda de las familias que necesitan de este recurso tan básico y necesario. 


En recorrida por sectores del Barrio Andorra, el edil dio cuenta del deficiente servicio que actualmente presta el Municipio, para abastecer a las familias que carecen de ella y sostuvo que "se desconoce qué cantidad de familias necesitan agua".

 

“Sin este diagnóstico, es imposible hacer frente de forma eficiente a la demanda de agua potable. El Ejecutivo municipal, a través de su Secretaría de Medioambiente, tiene que realizar un plan de repartición de agua, en las cuales defina y acote perfectamente qué casa tiene que ser abastecida y  por qué camión”, insistió. 

Asimismo, Bertotto puntualizó que “se tiene que hacer un plan de acción a lo largo del mes", para asegurarse "que a ninguna familia le falte agua ningún día del año". Esto -precisó- a través de un cálculo "que establezca cuántos metros cúbicos por día necesita una familia tipo para abastecerse".


Respecto a los camiones, el concejal capitalino propuso llevar "obligatoriamente" un control de entrega de agua, que debería estar firmado por los vecinos cuando la reciben, "para que no haya casos en que algunos reciban dos veces cuando hay otros que no reciben”.

 
“La falencia que observamos tiene que ver con la queja repetida de los vecinos con respecto a este tema, y que se profundiza cuando no hay un sistema de control y repartición eficiente”, sentenció Tomás Bertotto.

Comentarios