CONVERSIÓN DE SECRETARÍA NACIONAL DE DEPORTES EN AGENCIA

Bravo acusó al Municipio de Río Grande “hacer lo mismo” y Lassalle lo desmintió

Los titulares de Deportes de la Provincia y del Municipio de Río Grande protagonizaron un nuevo capítulo de la disputa política entre ambas jurisdicciones de cara a las próximas elecciones, con la estrategia de vincular al otro con el Gobierno nacional.
jueves, 31 de enero de 2019 · 11:04

El secretario de Deportes de la Provincia, Ramiro Bravo, criticó la decisión del Gobierno nacional de convertir la Secretaría de Deportes en una Agencia, entendiendo que detrás de esa medida “se esconde la intención de entregarles a los privados los bienes que son de todos, como por ejemplo el predio del CeNARD”.

“Esto no es ni más ni menos que la privatización del deporte argentino”, señaló el funcionario, ratificando la postura oficial del Gobierno provincial.

De todos modos, Bravo observó que esta medida “no es inédita” ya que hace varios años el intendente de Río Grande, Gustavo Melella, “resolvió llevar la Subsecretaría de Deportes Municipal también al rango de Agencia”.

La comparación en tal sentido fue rechazada por el titular de la Agencia Municipal de Deportes y Juventud de Río Grande, Diego Lassalle, quien contrastó que “la Agencia municipal de Deportes en ningún momento insinúa o genera la privatización del deporte en la comunidad”.

“Todo lo contrario”, aseveró, en virtud de que en Río Grande “se promociona, se desarrolla, se invierte y se auspicia en iniciación deportiva, en desarrollo deportivo, en competencias de elite,  en ayudas a asociaciones e instituciones, ayudas a deportistas destacados colaboración a instituciones sin fines de lucro  a clubes, al Deporte Comunitario y a aquellas expresiones culturales y deportivas que representen la idiosincrasia y el fortalecimiento de la red social conteniendo a niños, jóvenes, adolescentes , adultos y adultos mayores”.

Lassalle retrucó a Bravo y consideró, más bien, que “las políticas deportivas más parecidas al Gobierno nacional son las políticas deportivas provinciales, donde no se trata de una estructura que sea similar o no, sino de las políticas sociales y deportivas, donde los ajustes priman y asfixian a los clubes que se acercan al Municipio a pedir ayuda económica para solventar gastos y sostener a cientos de chicos  y chicas que no pueden pagar la cuota por los altos índices de despidos en Tierra del Fuego”.

“Lamentablemente las chicanas políticas  no dejan ver la gravedad del asunto. El deporte nacional está en riesgo y la comunidad deportiva debe saberlo”, fustigó el funcionario comunal.

Comentarios