PREVENCIÓN

Alimentarse bien es clave para el cuidado de la vista

Según estudios recientes, la mejor manera de mantener la salud visual es tomar medidas durante la juventud.
lunes, 1 de diciembre de 2014 · 18:10
Estudios recientes demostraron que las cifras de enfermedades que afectan los ojos crecen de manera preocupante y situación puede contrarrestarse si se lleva una buena alimentación, rica en vitaminas y DHA, que aporte todos los nutrientes necesarios para que el cuerpo desempeñe sus funciones vitales de forma eficaz.

Para mantener una salud visual óptima es necesario tomar medidas durante la juventud, mantenerla durante la vida adulta y prevenir las enfermedades de la vista propias de la vejez. 

Incorporar vitamina A (retinol) aporta una mejoría esencial en la capacidad visual, un efecto que también logra el DHA, el cual está asociado con una mejor agudeza visual en recién nacidos. El DHA es un ácido graso importante que es requerido por la retina e importante para la salud de los ojos. 

El 93% de la retina está compuesta de Omega-3, por lo que sus células contienen la mayor concentración de DHA en el cuerpo humano. Esta concentración afecta a la actividad de la enzima de las membranas de los fotorreceptores de la retina y, por lo tanto, su función.
 
Son diversas las enfermedades relacionadas con la vista que continúan creciendo debido a la falta de cuidado, entre ellas la degeneración macular, generada por la edad, y las cataratas, que son la causa principal de la pérdida de visión en adultos de 55 años o mayores. 

La Organización Panamericana de la Salud estimó que alrededor de 26.6 millones de personas en América sufren de algún impedimento visual. Por su parte, en Argentina, según el ministerio de Salud de la Nación, el 20% de los mayores de 50 años padece cataratas, en tanto el valor asciende a 40% cuando se superan los 60 años.
 
Este último se puede encontrar naturalmente en pescados grasos como salmón, bacalao, caballa, atún y productos fortificados, fuentes de DHA, que proporciona soporte estructural a las membranas celulares y mejora el estado de los ojos secos, el tratamiento de la degeneración macular y la preservación de la vista. 

Además de vegetales como espinaca, col rizada, verduras de hojas verde, son ricas en carotenoides, y junto con las frutas son fuentes de vitamina C y ácido fólico; huevos y carnes, ricos en vitaminas B6, B12 y proteínas; leche, quesos y yogur que contienen vitaminas A, D y B2. 

En este sentido, también se hace necesario aumentar la ingesta de nutrientes a través de una dieta equilibrada y suplementos, en el caso de ácidos grasos como DHA y EPA, que se encuentran sólo en un número limitado de alimentos.
Más de

Comentarios

Otras Noticias