Medicamentos

El consumo excesivo del Paracetamol puede generar problemas de salud

El consumo periódico del Paracetamol aumenta las posibilidades de sufrir infartos, padecer sangrado estomacal o problemas renales.
miércoles, 04 de marzo de 2015 · 15:20

El Paracetamol junto con el Ibuprofeno son dos de las drogas de consumo legal y sin prescripción más comunes en el mundo. El primero es uno de los analgésicos mas populares y en los últimos años le ha quitado su lugar de privilegio a la tan utilizada aspirina.

Las tres drogas suelen ser utilizadas para aplacar todo tipo de dolencias y molestias. Uno de los peores errores que se cometen al utilizar estos medicamentos es la ingesta sin consulta médica y utilizarlos solo basándose en el sentido común.

Según Philip Conaghan del Instituto de Medicina Reumática y Musculoesquelética de Leeds el consumo de Paracetamol a largo plazo, sobre todo en personas que tienen enfermedades crónicas, implica el riesgo de sufrir otros problemas de salud. El grupo de científicos liderados por Conaghan han realizado este estudio basándose en 8 estudios previos sobre los efectos adversos de esta droga.

La investigación que ha sido publicada en "Annals of the Rheumatic Diseases”, una revista que se encarga de enfermedades reumáticas, se centra en aquellos que consumen este fármaco en grandes cantidades y cotidianamente. En términos generales con el objetivo de tratar dolores crónicos, en articulaciones, huesos, músculos, fiebre o cefaleas, etc.

El abuso o la regularidad en el consumo de este fármaco, puede ser el responsable de futuros problemas de salud de mayor gravedad.

La investigación que se basa en una revisión sistemática de estudios observacionales da como conclusión que las personas que consumen periódicamente este medicamento tienen más posibilidad de padecer un paro cardíaco, sufrir una ulcera o sangrado estomacal y problemas renales.

Si bien la relación consumo de Paracetamol e incidencia de mortalidad ha generado riesgos pequeños, son peligros que se pueden evitar con una distribución más responsable y consciente del fármaco, haciendo un correcto análisis costo-beneficio de la utilización del mismo.

Por último desde el estudio también se ha puesto en duda que aquellas personas que utilizan este medicamento para calmar dolencias, logren realmente su objetivo. Los investigadores aseguran que al consumir este tipo de medicamentos la mayoría no consigue aplacar las molestias y muy por el contrario, logran aumentar sus posibilidades de sufrir algún otro problema de salud con el correr de los años.

Más de

Comentarios