Bono versus aumento salarial

Gremios Fueguinos se diferencian en los reclamos al Gobierno Provincial

Estatales y Municipales se distancian en relación a sus reclamos laborales al Ejecutivo Provincial. ATE dio por concluido el pedido de aumento de salarios para este año e irá por un bono de fin de año, mientras que SOEM no se resigna y pretende cerrar otro porcentaje de incremento para 2016. Sandra Esperón, secretaria de SOEM, disparó: 'Si la gente tiene miedo de reclamar, que el gremio haga algo'.
jueves, 13 de octubre de 2016 · 11:47
La Asociación de Trabajadores del Estado (ATE) y el Sindicato Obrero de Trabajadores Municipales (SOEM) volvieron a hacer públicos sus reclamos al Gobierno Provincial por mejoras para los trabajadores de su sector, con núcleo en la cuestión económica.
 

Marcos Córdoba, secretario general de ATE en Rio Grande, planteó esta mañana -en declaraciones radiales- que la relación entre el Ejecutivo y su gremio "está dañada" y que fueron castigados "duramente" por las acciones gremiales que realizaron durante el corriente año.
 
 
"Esto es lo peor que nos pasó en estos últimos años, porque teniendo el poder y la fuerza nos fuimos sin siquiera un pequeño acuerdo, absolutamente nada; por el contrario, quedamos con compañeros castigados, sumariados, demandados", criticó el sindicalista.  
 
 
En ese sentido, Córdoba hizo una autocrítica a raíz del fracaso en la mesa de negociación salarial con las autoridades provinciales, al señalar que "el conflicto no lo ganó el Estado, sino que los perdieron las cúpulas sindicales".
 
 
"Hay algunos 'muchachos' que no quieren hablar de estos temas, porque saben que no pueden abrir la boca", aseguró, y añadió que los trabajadores "han sido engañados" por aquellos quienes se sentaron a negociar por un incremento en sus salarios.
 
 
En concreto sobre el tema de recomposición económica para sus trabajadores, Córdoba señaló que desde ATE solicitarón un incremento de 100 por ciento en las Asignaciones Familiares como paliativó, pero que el Gobierno sólo garantizaría otorgar la mitad de ese porcentaje.
 
 
"Hace 15 dias el gobierno contestó que podía aumentar un 50 por ciento en Asignaciones de forma inmediata y poner en marcha recategorizaciones, revisar valores de las guardias y escalafones", puntualizó, mientras que deslizó también la solicitud de un bono para fin de este año.


"No podés engañar al compañero que representás", dijo el gremialista y aseveró que "no se puede resolver la situación estando parados en la esquina y hablando pelotudeces", además de comunicar que este miércoles tuvo conversarsaciones teléfonicas con "algunos ministros" para recordarles el tema, aunque sin revelar de quienes se trataba.

 
Por su parte, Sandra Esperón, secretaria general de SOEM en Ushuaia, reivindicó la lucha de su gremio por continuar con el reclamo de aumento de salarios y dijo que la decisión de quedarse con un 16 por ciento de incremento hasta fin de año "la tomarán los trabajadores".
 

"No podemos sostener como principio básico que no se reclame la realidad; con el 16 por ciento de julio tienen que sostener hasta el año próximo", sostuvo la sindicalista, quien agregó que "hasta los mismos funcionarios nos han manifestado que tenemos razón en el reclamo".
 
 
Esperón consideró que "es imposible para cualquier organización sindical no estar reclamando la depreciación del salario por la inflación", y observó que "es lo que corresponde".
 

Por último, la gremialista fueguina hizo alusión a "persecuciones judiales" y "sometimiento de la gente en las áreas de trabajo", resaltando el rol que deben cumplir los dirigentes al frente de las organizaciones sindicales.
 

"Uno cuando representa a los trabajadores trata de exponer las cosas, hasta los mismos gremialistas dicen que los trabajadores tienen miedo", recalcó.
 

"Si la gente tiene miedo, que vean a quien, por qué, pero que hagan algo", remató.


Comentarios