ESTANCIEROS RECLAMAN QUE SE CUMPLA CON LAS ORDENANZAS

Gran matanza de ovejas causan perros cimarrones

Los perros cimarrones siguen causando grandes estragos a la producción ovina a tal punto que han reducido sustancialmente el stock de animales. Los estancieros estiman que solo hay en la provincia alrededor de 300 mil animales y reclaman a las autoridades municipales que se cumpla con las ordenanzas vigentes.
lunes, 20 de enero de 2014 · 21:41
Los estragos de los perros cimarrones y la falta de lluvia han provocado una baja muy importante en el stock de ovinos. Desde la Asociación Rural estiman en unos cien mil animales menos en los últimos tres años y aseguran que "se viene un año muy complicado, igual al 2013”. Hay estancias que dejarían de trabajar con ovinos y se dedicarán al ganado vacuno por esta situación.


El ingeniero Enrique Frers, vicepresidente de la Asociación Rural de Tierra del Fuego y David Thomson, administrador de la estancia José Menéndez, fueron entrevistados por el Diario Provincia 23 de Río Grande sobre la situación en el sector rural.


Frers confió que "este año es muy complicado para nosotros en muchos aspectos, el tema de los perros y la baja en el stock ovino es muy grande. En los últimos tres años se puede hablar de cien mil animales menos en la provincia, entre lo que se ha vendido y entre las mortandades. Creo que hemos perforado la barrera de los 300 mil para abajo”.
En este sentido reveló que "tomando el 2013 y lo que va de este 2014, la Ruta ‘A’ se va a quedar sin ovejas, por ejemplo. En la estancia (Rolito), en la última semana hemos cargado las últimas ovejas y otra estancia está en la misma situación. Vamos a deshacernos de la producción de ovejas porque es imposible con los perros”.


"En la estancia se van a dedicar al bovino pero no podemos reemplazar la relación con la oveja era de diez a uno”.


Por su parte David Thomson lamentó la situación del campo fueguino. "Desde 1890 Tierra del Fuego se dedica a la cría de ovinos. Creo que tenemos que seguir peleando, lo digo como criador de vacunos que representa a una institución nacional. Creo que es erróneo decir que el ganado ovino puede desaparecer en diez años, creo que todo el sector debe pelear para que esto no suceda. Yo analizo un campo donde cada año entran en el invierno 32 mil animales y cuando llega la esquila el stock baja muchísimo. 


Particularmente el 2013 fue un año atípico y muy complicado para nosotros. Podemos culpar a la seca que hubo, con muy poca lluvia, muy poca nieve, la oveja no tenía agua para tomar; faltaba pasto y no pudo producir un buen cordero y aparte de eso tenemos el gravísimo problema de los perros”.


Agregó que "la situación de la Estanca ‘José Menéndez’ es gravísima, tengo perros cimarrones en todos los campos, no creo que pueda superar el 59 por ciento de señalada, cuando normalmente estábamos en un 75 a un 80 por ciento”, detalló.


También reveló que "la venta de corderos ha bajado muchísimo en el establecimiento que estoy administrando, a pesar también que por el tema de la seca los animales pesan menos que el año pasado. En esa razón estamos perdiendo hacienda ovina y un maltrato de los perros hacia el ovino”.


"Creo que pasar todos al vacuno es erróneo, porque si llegamos a tener un invierno como en el ’95, creo que hay establecimientos que no van a llegar a aguantar tener vacunos porque van a tener una mortandad impresionante, si bien sabemos que el ovino aguanta más que el vacuno”, consideró Thomson.


Observó además que "el ovino es un animal de doble propósito, produce corderos y produce lana”.


Justamente sobre la lana, Thomson dijo que "el precio de la lana es muy fluctuante andará entre los 3,50 a 6 dólares (la tonelada)”.


Coincidieron ambos entrevistados que la producción lanar está en las 1.800 toneladas.


"La tenencia responsable de animales es la única solución de fondo”


El ingeniero Enrique Frers consideró que la raíz del problema está en la falta de conciencia de una tenencia responsable por parte de muchos vecinos en relación al cuidado de sus perros, hecho que se refleja más en las vacaciones cuando muchos vecinos directamente abandonan sus mascotas en el campo y pasan a engrosar las jaurías de perros cimarrones. "También está el Estado municipal que tiene que cumplir con las ordenanzas vigentes. Sino se atiende el origen del problema, es imposible que haya una solución”.


Los especialistas estiman que de los 70 mil perros, hay unos 40 mil que son asilvestrados o que no se sabe sobre situación y son los que están causando estragos en el campo. Thompson aseguró que se han encontrado perros cimarrones que estaban chipeados "pero no pasó nada con sus ex propietarios. Lo que hay que hacer es que se cumplan con las ordenanzas vigentes”, lamentaron los entrevistados.

Fuente; Ramón Taborda Strusiat - Diario Provincia 23.

Comentarios

Otras Noticias